Siete ideas que explican el discurso antiestatal del defensor del liberalismo Axel Kaiser

Publicado el 9 agosto, 2018 Por Jaime Castañeda

El abogado genera marcadas diferencias con sectores progresistas por su postura anti Estado. En Santa Cruz, durante un seminario de la Fundación Para el Progreso, dialogó con El Tipógrafo sobre su ideario.

1: El valor de las cosas regaladas

“El esfuerzo propio es uno de los valores fundamentales del pensamiento liberal y yo creo que está muy conectado con la naturaleza humana. Los seres humanos en general no valoramos las cosas cuando son regaladas y eso lo sabe cualquier padre de familia, cualquier madre que le regala las cosas a su hijo y se lo da todo. Lo está malcriando y lo sabemos, de alguna manera va corrompiendo ese espíritu”.

2: Responsabilízate de tu destino

“La idea de que somos responsables de nuestro destino es una idea muy profunda, porque se requiere bastante coraje y bastantes virtudes para estar dispuesto a hacerte responsable de tu propio destino y no seguir la atractiva alternativa de que otros lo hagan en la medida en que te están financiando tu vida”.

3: El Estado solo como garante

“El Estado el rol fundamental que tiene es proteger nuestros derechos esenciales: a la vida, a la libertad, a la propiedad y mucho más no debiera hacer, más que políticas de apoyo muy precisas y muy reducidas a grupos desaventajados. En el resto no se vería meter, vemos que hay escándalo tras escándalo, corrupción tras corrupción, ineficiencia tras ineficiencia”.

4: Funcionarios viven a costas de los demás

“En Chile hoy día tenemos un millón de funcionarios públicos, uno de cada seis chilenos trabaja para el Estado. Se necesitan siete chilenos pagando impuestos para financiar a cada uno de ellos. En cinco años ha crecido un 25% aproximadamente la dotación de empleados públicos y esos empleos públicos no son productivos. Es gente que está viviendo gracias al bolsillo de los demás. Es porque el Estado está completamente capturado por grupos de interés político y eso es lo que está manteniendo la economía en el suelo”.

5: El Estado funciona muy mal

“El Estado no es un Dios que está cuidándonos, sino que son personas de carne y hueso tratando de llevarse un botín a la casa, porque esa es la regla general en el Estado. Si bien hay funcionarios que son buenos, si bien hay organismos que hacen un trabajo mejor que otros, en términos muy generales el Estado funciona muy mal”.

6: Rehenes del Estado

“Hay que generar la conciencia de manera tal que la ciudadanía empiece a movilizarse y exigir que paren de meterle la mano en el bolsillo, que se modernice la infraestructura pública, que se modernice también desde el punto de vista tecnológico para no tener que hacer colas kilométricas por obtener cualquier papel. Te tienen de rehén durante meses para darte un papel”.

7: La inclinación a la comodidad

“Hay una parte de la naturaleza humana que tiene esa inclinación a la comodidad y a querer vivir sin esfuerzo. Eso es un tema cultural hasta cierto punto, muy difícil de romper, es un  trabajo muy duro. Suele ocurrir que cuando estos estados se agigantan terminan teniendo una crisis, como pasa con Argentina. El ciudadano tiene que informarse y organizarse, la opinión pública tiene que estar informada, ser activa”.

Noticias Relacionadas