Rancagua: Con un fierro intimidó a víctima para robarle celular y fue condenado a 10  años de cárcel

Publicado el 4 julio, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

El imputado fue sentenciado, además, a las penas accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó a Luis Felipe Soto Ureta a la pena de 10 años y un día  de presidio mayor en su grado medio, tras ser declarado culpable del delito de robo con intimidación en grado de consumado. El hombre en julio del 2017 intimidó con un fierro a su víctima para robarle su celular.

Según los antecedentes expuestos en el tribunal, el 26 de julio del 2017, la víctima caminaba por calle Patricio Allende cuando al llegar a la intersección de calle Aurora fue interceptado por los acusados R.S.L.P. y Luis Felipe Soto Ureta, oportunidad en que este último introdujo su mano en el bolsillo de la víctima, sustrayéndole un celular.

Luego de esto, los imputados lo intimidaron con un fierro señalándole que no se acercara y que se fuera del lugar, lo que la víctima cumplió  y permitió a los imputados mantener la especie sustraída en su poder.

Con estos antecedentes el tribunal integrado por los magistrados Carolina Garrido Acevedo, Oscar Castro Allendes y María  Franichevic Pedrals, aplicó la pena de 10 años y un día  de presidio mayor en su grado medio además, de  las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, para profesiones titulares durante el tiempo de la condena y al pago de las costas de la causa.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Noticias Relacionadas