Sacerdote será formalizado por abuso sexual y estupro: Hechos ocurrieron en Rancagua y Santiago

Publicado el 12 julio, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El fiscal regional, Emiliano Arias, ordenó la detención del Óscar Muñoz, quien fue vicecanciller del Arzobispado de Santiago.

En el marco de la investigación que lleva adelante el Ministerio Público, encabezada por el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, se ordenó la detención del sacerdote Óscar Muñoz, quien ejercía como vicecanciller del Arzobispado de Santiago. El clérigo fue apercibido por el OS-9 de Carabineros por presuntos abusos sexuales y estupro contra siete menores de edad. Uno de los hechos se habría registrado en Rancagua.

La detención ocurrió un mes después que el mismo grupo policial realizara un allanamiento en el Tribunal Eclesiástico en Santiago. Sin embargo, el fiscal Arias no quiso referirse a si fueron estos antecedentes recopilados los que permitieron la aprehensión.

Cabe señalar que el religioso se autodenunció por abuso en enero de este año, dos semanas antes de la visita del Papa Francisco a Chile, ante la Oficina Pastoral de Denuncias. Ante la situación Muñoz fue alejado de sus funciones.

Tras la autodenuncia, el Ministerio Público abrió una investigación de oficio contra el sacerdote, luego de darse a conocer los hechos que habrían afectado a cuatro jóvenes.

Luego de la detención, el fiscal regional, Emiliano Arias, entregó detalles del sacerdote, asegurando que era él quien “tomaba las denuncias de las víctimas (de abusos)”. Arias añadió que el presbítero era “una persona que conocía cómo se tomaba la denuncia, que participaba en estas mismas denuncias y que en definitiva también cometía el mismo tipo de delito”.

En esa línea, cuestionó que “el encubrimiento y la autoría son incompatibles entre sí para la responsabilidad penal, pero como conductas es una de las hipótesis que le da gravedad a este hecho”.

Tras ser detenido, Muñoz será trasladado durante este viernes a Rancagua, donde la Fiscalía lo formalizará por abusos sexuales reiterados y estupro, los cuales habrían sido cometidos tanto en Santiago como en la capital de O’Higgins. “Todos los delitos por los cuales se va a formalizar mañana (hoy) a este ex sacerdote son ilícitos que no están prescritos; que están vigentes y, en consecuencia, la responsabilidad penal es plena”, aseguró Arias.

Sin embargo, según el persecutor, existirían otros hechos que no podrían ser perseguidos, debido a que, por el año en que fueron cometidos, habrían prescrito. Asimismo, aseveró que podría haber otras víctimas.

 

Noticias Relacionadas