Maxi Salas no elude las críticas a su peso: “No me juegan en contra, no me molestan”

Publicado el 11 julio, 2018 Por Alex Savoy

Tras casi dos semanas entrenando en O'Higgins, finalmente el atacante argentino charló sobre su llegada al club y mostró que usará el dorsal 11 que dejó vacante Joel Acosta.

Después de casi dos semanas entrenando en O’Higgins de Rancagua, el mediodía de este martes por fin en el Monasterio Celeste fue presentado el delantero argentino Nahuel Maximiliano Salas.

En estos primeros días y sin siquiera verlo un minuto en cancha, el atacante de 20 años fue blanco de burlas y críticas por esos kilos demás que evidenció esa poco afortunada pieza audiovisual que lo presentó como nuevo celeste.

Y de entrada Salas demostró que esos cuestionamientos a su aspecto físico están lejos de molestarlo. “A mí no me juegan en contra, no me molestan”, afirmó al final de su explicación sobre cómo anda hoy su lucha con la balanza.

El zurdo incluso fue más allá: “Un kilito más y estaré en el peso ideal”, refiriéndose a lo cerca que está de llegar a los 82 kilos que tenía cuando jugaba por All Boys, a los cuales ya habíamos comentado en estas páginas que O’Higgins le pidió un esfuerzo mayor y llegar a 80 kilogramos.

Salas ocupará el dorsal número 11 que dejó vacante su compatriota Joel Acosta. El jugador comentó que cada día se va sintiendo más en forma y dejando atrás esos dos meses fuera de un plantel profesional, entre vacaciones y la determinación con sus ex compañeros de no asistir por los serios problemas que atravesaban en el equipo de Floresta.

“Entrenaba por mi cuenta, pero no es lo mismo hacerlo solo que en un plantel. Ahora me estoy sintiendo mejor de cuando llegué y cada vez voy agarrando el ritmo a lo que quiere el técnico. Me iré sintiendo mucho mejor cuando vaya tomándole el ritmo”, dijo Salas ya tomándole el pulso a este primer paso fuera de su país.

En la cancha

Dentro de la cancha será la otra batalla que dará Maxi Salas. Con 20 años debe refrendar rápidamente su estatus de ser un atacante potente con una zurda de temer que buscaron en su momento importantes equipos de la Primera División trasandina.

“En All Boys la mayoría del torneo lo hice por afuera, pero no tengo problema en jugar por ningún lado o de ‘9’ solo, eso dependiendo del técnico”, mencionó el nuevo ‘Tanque’ rancagüino hablando sobre lo que puede ofrecer para el renovado ataque celeste.

Esas cualidades empezarán a quedar plasmada a las 11 horas de esta jornada en el amistoso contra Santiago Morning en el Monasterio Celeste. “Mis objetivos son tratar de dejar lo mejor de mí y pelear las cosas que pide el técnico: copas, campeonato. Eso proyecto”, aseguró Maximiliano Salas, quien estuvo acompañado en su presentación en el estrado por el gerente técnico, Javier Furwasser.

Noticias Relacionadas