En Rancagua funcionaba laboratorio clandestino de drogas: Fueron incautados más de 50 kilos de cocaína líquida

Publicado el 12 julio, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

En la diligencia se logró la detención de 2 personas, quienes se dedicaban a abultar la sustancia y luego comercializarla en Rancagua.

Detectives de la Brigada de Antinarcóticos (Briant) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rancagua desarticuló un laboratorio clandestino de drogas, tras cuatro meses de investigación criminal. Durante la diligencia se detuvieron a dos personas y se incautaron más de 50 kilos de cocaína líquida y vehículos de alta gama: Todo avaluado en más de 1.000 millones de pesos.

“Es una incautación importante que se produce en Rancagua. Esta es una banda que se estaba investigando en conjunto con la Brigada de Antinarcóticos, determinándose finalmente que no solo se estaban dedicando a la venta de droga sino que también a procesarla. Se desbarató un laboratorio artesanal que pudo ser monitoreado por los funcionarios de la PDI”, indicó el fiscal Jorge Mena.

Con estos antecedentes el Ministerio Público solicitó al Juzgado de Garantía las respectivas órdenes de entrada y registro, allanando el inmueble de los imputados donde tenían el laboratorio clandestino. En el lugar los detectives encontraron más de 50 kilos de cocaína liquida, droga procesada y otras que estaba lista para ser aumentada con los diversos elementos que utilizaban para abultar la pasta base.

Según informó la PDI, esta organización criminal quedó al descubierto por el vehículo en el cual se movilizaban, uno de alta gama, lo que llamó la atención de los detectives ya que ninguno de los imputados contaba con un trabajo remunerado para logar obtener esta especie.

En la diligencia también se estableció que los imputados traían la droga desde Bolivia, para luego abultarla, además de utilizar correos humanos para trasportar ovoides. Asimismo se indaga si la droga que era traída desde el norte -en estado solido- los imputados se la adosaban a su cuerpo o en maletas que no eran detectados por los pasos fronterizos.

Lo que llamó la atención de los investigadores fue que la banda ‘cocinaba’ su propia droga sin la necesidad de contar con extranjeros para realizar el procedimiento, alertado a los detectives y la Fiscalía del modus operandi de los traficantes.

Al respecto, el subjefe de la Briant Rancagua, comisario Antonio Jeldres, señaló que “era recibir la droga y hacer el procedimiento de abultamiento y luego distribuirla a diferentes traficantes de la Región. (…) Lo novedoso de este procedimiento es que los propios blancos investigados están realizando el proceso de abultamiento para tener más ganancias en el proceso y, según la información, no habíamos tenido chilenos realizando esta acción”.

En prisión preventiva quedaron los  dos sujetos detenidos por la PDI con casi 60 kilos de cocaína líquida en su laboratorio donde ‘cocinaban’.

Noticias Relacionadas