El silencio de la UDI tras acusaciones de acoso y extorsión que involucrarían a Eduardo Soto

Publicado el 18 julio, 2018 Por Patricio Hernández

Los representantes locales del partido en el Congreso han rechazado referirse a la situación del alcalde de Rancagua.

Las acusaciones cruzadas de acoso sexual y extorsión que dio a conocer un reportaje de Ciper y que involucrarían al alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, siguen dando que hablar. Especialmente luego que el jefe comunal asumiera que pagó millonarias montos a un joven, situación que después denunció a la justicia.

Diversos actores han expresado su opinión respecto al tema, sin embargo, desde la oposición han emplazado a las autoridades de la UDI a referirse a esta situación. Eduardo Soto militó en el gremialismo hasta octubre de 2015, pero la colectividad de igual forma lo apoyó en su última candidatura municipal.

El emplazamiento lo realizaron dirigentes locales de la Nueva Mayoría, quienes acusaron el silencio que ha guardado el grupo de confianza de Soto. Ese llamado fue dirigido a su grupo más cercano, quienes le prestaron su respaldo y apoyo en todos los procesos de campaña a los que edil se presentó -incluida la municipal del 2016- y que, además, forman parte de su círculo más íntimo.

Uno de ellos es el senador Alejandro García-Huidobro. La autoridad incluso a solo días de conocerse la situación del alcalde posó junto a él en una fotografía que el edil publicó en sus redes sociales. El senador fue contactado por El Tipógrafo para referirse al tema, no obstante, la autoridad no se refirió a la situación que aqueja a la primera autoridad comunal.

Otro de los miembros del círculo político de confianza del alcalde es el diputado Issa Kort. El parlamentario guarda una estrecha relación con edil. Sin ir más lejos, al igual que García-Huidobro, participó de la fotografía compartida por el alcalde en redes sociales a solo un día de publicado el reportaje de Ciper que inició los cuestionamientos. Además, el legislador constantemente comparte con el alcalde, como uno más de su familia, tal como el mismo Soto se ha encargado de transmitir a través de su plataforma social favorita: Twitter.

Al igual que García-Huidobro, diario El Tipógrafo intentó tomar contacto con el parlamentario para conocer su apreciación respecto a las acusaciones que pesan sobre el jefe comunal, no obstante, no hubo respuesta por su parte.

Finalmente, los dirigentes de la Nueva Mayoría también esperan que el diputado Javier Macaya se refiera a esta situación. El parlamentario -después de las elecciones del año pasado- ha mantenido distancia con el edil, luego del quiebre que vivieron en plena campaña para convertirse en legislador por el distrito 15.

Cabe consignar que el tema salió a la luz mediante un reportaje de Ciper Chile, donde se reveló que el alcalde de Rancagua habría pagado, según el propio Soto, entre $20 y $30 millones a un joven, a quien luego denunció por “extorsión”. El tema está en plena investigación por parte del Ministerio Público.

 

Noticias Relacionadas