El O’Higgins de Larriera se pone como meta regresar a la Copa Libertadores

Publicado el 20 julio, 2018 Por Alex Savoy

A horas de que arranque la segunda rueda del campeonato nacional, con el cambio de técnico parecen no conformarse en meterse en una Copa Sudamericana. “Como estamos al día de hoy podemos clasificar a la Libertadores", mencionó Roberto Cereceda.

“La exigencia de la directiva está quizás por debajo de mi autoexigencia”, señaló Mauricio Larriera cuando se presentó por primera vez como técnico de O’Higgins de Rancagua.

Apenas pisó el Monasterio Celeste, el profesional uruguayo dejó claro que no se conformará en conseguir entrar a una Copa Sudamericana, el piso impuesto por la directiva para terminar el campeonato nacional que arrancó con Gabriel Milito al frente.

O’Higgins entrará a la segunda parte del torneo en la octava ubicación con 23 puntos, los mismos que tiene Unión Española, que se estaría quedando hoy con el último boleto a la Sudamericana por diferencia de goles sobre los celestes.

“Estamos octavos, pero estamos a tiempo de conseguir los objetivos principales que son meternos en una copa y estar lo más arriba posible”, señaló el volante mixto Gerardo Navarrete, quien se sumó en este mercado invernal con los argentinos Maximiliano Salas y Cristián Insaurralde.

En tanto, uno de los que viene desde comienzos de año, Roberto Cereceda fue más categórico: “Como estamos al día de hoy podemos clasificar a una Copa Libertadores”.

El zurdo, formado en Audax Italiano, aseguró que como plantel “el objetivo principal es clasificar a la Copa Libertadores. Vamos hacer todo lo posible en poder estar ahí, es el campeonato más lindo de toda Sudamérica”. O’Higgins no es parte del torneo desde el 2014.

En plena transición de técnicos, los celestes y mientras intentan tomarle la mano a Larriera se ponen metas altas, que desde lo estadístico les exigirá una campaña en el segundo semestre casi sin margen de error.

El sistema de clasificación a las copas internacionales esta temporada distinto al de los torneos cortos. Los tres primeros –más el ganador de Copa Chile- se quedarán con los cupos a Libertadores.  Del cuarto al séptimo clasificado pasarán a la Sudamericana.

En este momento los celestes tienen ocho puntos de diferencia con el tercero, Unión La Calera.  Con los cementeros se cruzarán rápidamente en la segunda fecha en Rancagua.

“Estamos a cinco puntos del cuarto lugar (Universidad de Chile), es algo totalmente accesible en este momento. La mentalidad ganadora va ser muy importante y después también lo será llevar eso al campo de juego, que es ahí donde tenemos que demostrar todo lo que decimos fuera de la cancha”, aseguró el lateral izquierdo del Capo de Provincia.

Los objetivos en el Monasterio Celeste van cambiando. En la cancha, como dice el propio Cereceda, el plantel rancagüino deberán empezar a validarlo desde las  20:00 horas de este domingo frente a Everton de Viña del Mar en el estadio Sausalito, en la primera fecha de la segunda rueda del campeonato nacional.

Noticias Relacionadas