Editorial: ¿Y el sistema informático del Hospital Regional?

Publicado el 11 julio, 2018 Por Equipo de Corresponsales

En 2015, el consejo regional aprobó más de 5 mil millones de pesos para la implementación de un sistema informático en el Hospital de Rancagua. Una votación que no estuvo exenta de polémica, con duros cuestionamientos de por medio. Pero finalmente la entrega de recursos vio la luz. Dineros que permitirían, entre otras cosas, mejorar […]

En 2015, el consejo regional aprobó más de 5 mil millones de pesos para la implementación de un sistema informático en el Hospital de Rancagua.

Una votación que no estuvo exenta de polémica, con duros cuestionamientos de por medio. Pero finalmente la entrega de recursos vio la luz. Dineros que permitirían, entre otras cosas, mejorar la atención mediante la digitalización de fichas clínicas; así como la entrega de insumos y medicamentos.

Pero a un año y medio de esta aprobación, no ha sido posible implementar este sistema y las nuevas autoridades tomaron la decisión de asumir el fracaso de este proyecto: las principales razones serían su alto costo y que no beneficiaría a toda la red regional de salud, sino que solo al Hospital de Rancagua.

Por ello, desde el gobierno regional le cierran la puerta a esta costosa iniciativa  y plantea una alternativa de menor costo y que además abarque los principales centros asistenciales de O’Higgins. Más detalles se deberían conocer en los próximos días.

Y aunque las autoridades han aclarado que la mayor parte de los recursos no han sido utilizados –solo cerca de 300 millones de pesos se han ocupado para compras de equipos computacionales- es preocupante que los consejeros regionales de la época hayan dado luz verde a esta millonaria inversión que finalmente resultó un fracaso: ¿No se contó con la información técnica necesaria? ¿No había conocimiento del tema? ¿Se generaron sobre expectativas? ¿Hubo presión política? ¿Qué se privilegió a la hora de votar?

Dudas que se generan un año y medio después, fracaso de por medio, y que las nuevas autoridades buscan revertir.

Si bien no ha habido un mayor despilfarro de recursos públicos y se han dado luces de querer implementar un nuevo sistema de menor costo y que abarque la red de salud pública regional, no se pueden pasar por alto los errores cometidos en este proceso, que finalmente redundan en no contar con una herramienta informática apropiada y que termina  afectando -como siempre- al grupo más vulnerable de la población.

Noticias Relacionadas