Buen debut tuvo el O’Higgins de Larriera en amistoso contra Santiago Morning

Publicado el 11 julio, 2018 Por Alex Savoy

Los celestes van mutando a ser un equipo más directo y con menos posición de lo que venían proponiendo durante el último año con Milito en el banco.

Primera prueba para conocer en cancha el ADN futbolístico del O’Higgins de Rancagua versión Mauricio Larriera. Fue un 4-1 a favor de los celestes contra Santiago Morning, en dos partidos de 60 minutos con equipos totalmente distintos.

El equipo titular formó con Miguel Pinto en el arco; Alejandro Márquez, Albert Acevedo, Tomás Alarcón y Roberto Cereceda en defensa; Juan Fuentes y Matías Vera en el doble pivote de contención y como volantes interiores Nicolás Oroz y Matías Sepúlveda; dejando en delantera a Maximiliano Salas y Pablo Calandria.

Con ese nombres y distribución en cancha, el equipo se vio compacto y realizando transiciones muy rápidas en las dos áreas, algo muy diferente al planteamiento paciente que pregonaba el técnico anterior.

Abrió la cuenta Pablo Calandria a los 4 minutos de iniciado el juego y ya en el complemento repitió el propio ‘Cracklandria’ sacándose el portero para definir una gran asistencia de Oroz. El tercero fue obra de Maxi Salas con un potente remate frontal, tras una pelota que porfió Márquez en la salida del ‘Chago’. El descuento de los microbuseros fue de Jorge Ortega desde el punto penal.

En pleno segundo tiempo el equipo pasó de un 1-4-2-2-2 al 1-4-2-3-1 cuando abandonó ‘Tucu’ Sepúlveda y entró Ramón Fernández. Ahí el ‘10’ pasó a ser el volante central de esa línea con Salas y Oroz por las bandas. Siguió igual en el momento que Salas salió por un golpe que le dio Carlos Gómez e ingresó Muñoz.

De esta forma, al octavo día de haber tomado control el uruguayo ya puede sacar en limpio algunos avances al estilo que les propone a sus nuevos pupilos. Fuentes y Vera se complementan bien, con el argentino soltándose en el primer tiempo y en el complemento el más activo en esa faceta fue el ‘mellizo’.

El otro que gana bonos importantes es Matías Sepúlveda. Como interior izquierdo se siente más cómodo que cuando le tocó ser la manija del equipo. Aprovechó en un par de ocasiones su buena pegada para terminar la jugada.

Arriba Calandria y Salas convivieron de buena manera repartiéndose la labor de ser asistidor en el último pase. Esto con la atenta mirada de Nicolás Mazzola que sigue recuperándose de la intervención en una de sus rodillas y le tocará luchar desde atrás con los que asoman como agentes ofensivos titulares para Larriera.

El segundo partido finalizó 1-1 y no tuvo el mismo juego fluido por parte de los celestes. La novedad estuvo en los 30 minutos que estuvo en cancha Cristián Insaurralde. Luego de eso el argentino realizó trabajo físico con un los asistentes de Larriera.

Noticias Relacionadas