O’Higgins entró en la recta final para estrenarse en Copa Chile

Publicado el 13 junio, 2018 Por Alex Savoy

Los celestes iniciaron este martes su preparación para medirse ante Colchagua en San Fernando este domingo. Los defensores Cereceda y Acevedo son algunos de los complicados para llegar al duelo.

Por primera vez tras el retorno a los entrenamientos, el técnico Gabriel Milito tuvo contingente completo para los trabajos con miras al encuentro de Copa Chile este domingo ante Colchagua Club de Deportes desde las 15:00 horas en el estadio Municipal de San Fernando ‘Jorge Silva Valenzuela’.

Durante el lunes los cincos jugadores sub 20 que estuvieron en los Juegos Odesur más Roberto Cereceda, Albert Acevedo y Nicolás Mazzola, entre otros, ejercitaron en el caso de los juveniles para equipar las cargas y los otros recuperarse de las distintas dolencias que les han impedido realizar los trabajos con normalidad.

Cereceda presenta un esguince medial en su rodilla izquierda y trabajó diferenciado junto a uno los preparadores físicos del primer equipo. Por su parte, Acevedo padece una distensión en ligamento medial de rodilla derecha. Lo de Mazzola es más por precaución, tomando en cuenta que se perdió dos partidos en la recta final del primer semestre.

Uno que volvió a lesionarse es el delantero por banda Fabián Hormazábal, quien en la recta final de su recuperación tras la rotura de meniscos a fines de marzo, en un partido amistoso contra Colo Colo, esta jornada deberá someterse a una ecografía para cuantificar un eventual desgarro miofascial en el bíceps femoral izquierdo.

De este grupo, descartado para Colchagua se encuentra Hormazábal y también Matías Meneses tras la luxación en el hombro derecho que lo hizo entrar a pabellón el 19 de mayo. Para los casos de Cereceda y Acevedo solo el correr de la semana determinará si Milito los podrá ocupar o no para los primeros 90 minutos en San Fernando.

Tres se suman

En este retorno a los trabajos el primer equipo sumó tres caras nuevas. Se trata de los juveniles Diego González, José Garcés y Gastón Zúñiga, estos últimos dos estaban a préstamo en Unión La Calera.

González fue nuevamente promovido tras seis meses mostrando que les sirvió el fuerte remezón luego de involucrarse en actos de indisciplinas y posterior fallido paso por el Palmeiras de Brasil. González sentó cabeza y se ganó una nueva consideración por parte esta vez de Milito y la directiva del Capo de Provincia.

Los retornos anticipados por parte de Garcés y Zúñiga son directamente relacionados a que no se cumplió el objetivo principal que sumasen minutos en La Calera. Garcés arrancó como titular en el campeonato en el puesto de lateral izquierdo, pero después no volvió a ser considerado por Víctor Riveros. Su por el Monasterio es solo fugaz porque partirá a Ñublense de la Primera B.

Zúñiga no debutó en la primera cementera de forma oficial y ahora no se movería de O’Higgins.

Noticias Relacionadas