Obispo Alejandro Goic aseguró que entregó “información requerida” tras allanamiento de OS9

Publicado el 13 junio, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

El eclesiástico se refirió a la diligencia liderada por la Fiscalía, la cual fue solicitada el 28 de mayo tras un requerimiento por oficio.

En medio de los allanamientos que realizó el OS9 de Carabineros en dependencias del Obispado de Rancagua, tras ser instruidos por la Fiscalía de O’Higgins, el obispo de Rancagua, Alejandro Goic, entregó una declaración a los medios. En la oportunidad el eclesiástico dijo que entregó “información requerida” por el Ministerio Público.

El 28 de mayo la Fiscalía realizó un requerimiento por oficio en el que se solicitó información al obispo sobre los casos de sacerdotes que integraban el denominado grupo de “La Familia”. A la fecha hay 14 sacerdotes suspendidos por su supuesta vinculación en actos de connotación sexual contra menores de edad.

En este sentido Goic, a través de un comunicado, informó que “el 5 de junio la Congregación para la Doctrina de la Fe señaló que la Fiscalía debía realizar esta solicitud mediante un exhorto, que es la vía regular por tratarse de un requerimiento entre dos Estados”.

Fue así como el 6 de junio se entregó una respuesta a la Fiscalía, y este miércoles se materializó la diligencia a cargo del fiscal Sergio Pérez con el objetivo de encontrar expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes vinculados a los casos de abusos sexuales sufridos por menores.

Al respecto Alejandro Goic manifestó que “el obispo de Rancagua, ha hecho entrega de la información requerida en este procedimiento, y reitera su total compromiso con la búsqueda de la verdad y su disponibilidad con el proceso investigativo”.

En medio de las indagatorias por abuso sexual, el pasado 26 de mayo Alejandro Goic presentó su renuncia indeclinable como presidente del Consejo Nacional de Prevención de Abusos Sexuales a Menores de Edad y Acompañamiento a Víctimas, de la Conferencia Episcopal.

Según expuso en su oportunidad a los medios, el prelado agregó que necesita concentrar sus energías en la diócesis “para esclarecer todos estos lamentables hechos”.

“Me duele mucho, y muy sinceramente, abandonar el Consejo. Pero creo que ellos comprenderán esta decisión y me ayudarán, para hacerme cargo de lo que me corresponde en este momento”, declaró el obispo de Rancagua.

Tras el allanamiento en el Obispado de Rancagua la Fiscalía continuará con las diligencias como también con las toma de declaraciones de los sacerdotes vinculados en los supuestos actos de connotación sexual contra menores en la Región de O’Higgins.

 

Noticias Relacionadas