Ministro de Vivienda plantea la estrategia para disminuir déficit habitacional en región de O’Higgins

Publicado el 12 junio, 2018 Por Equipo de Corresponsales

La autoridad espera aumentar la cantidad de subsidios entregados y reducir los tiempos en que se concreta la casa propia.

De visita en la región y en entrevista con El Tipógrafo, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, se refirió a las estrategias, los desafíos y los nuevos lineamientos que adoptará su gestión en la administración Piñera.

Al respecto, Monckeberg explicó que al momento de asumir la cartera se delimitaron dos ejes importantes de trabajo. El primero de ellos, está relacionado a que “entregue hogares y no carpetas”, mientras que el segundo a que “recuperemos la ciudad, los barrios y hagamos una ciudad un poco más amable, más vivible”.

En cuando al primer desafío, el ministro señala que la idea es “acompañar desde el día uno a las familias que requieren una vivienda definitiva”, a lo cual agregó que la entrega de la casa propia “no ocurra en 11 años, sino que ojalá reducirlo lo más posible en ojalá un solo período de gobierno”, enfatizó.

En ese sentido, Monckeberg explicó que “desde que las familias se organizan hasta que se entregan las viviendas definitivas pasan 8, 9, hasta 10 años promedio y, por lo tanto, (el objetivo) es reducir al máximo (el tiempo)”.

Por otro lado, planteó que conjuntamente se quiere “disminuir con sentido de urgencia el déficit habitacional en todo el país y particularmente en esta región”.

Tal como explicó, el déficit habitacional tiene dos aristas. La primera de ellas se refiere a la cantidad de viviendas que faltan: A nivel nacional es de 395 mil familias; mientras que en la región de O’Higgins, la cifra supera las 15 mil.

Además, existe un “déficit de la calidad de las viviendas”, por lo cual se requieren reparación: A nivel país, son cerca de 1.200.000; mientras que en la VI región “tenemos que reparar, en torno a 74 mil”, puntualiza el ministro.

Las estrategias para reducir este déficit habitacional en O’Higgins están ligadas al aumento en la entrega de subsidios, ya que según explicó Monckeberg “el año anterior en la región se aplicaron en torno a 8 mil subsidios”, cifra que calificó como  “baja”.

Por lo cual, “la idea es que nos acerquemos a los 12 mil subsidios (…) eso va a significar una mejora importante (…) para disminuir el déficit habitacional”, explica.

El jefe de la cartera de la Vivienda planteó que “no solo nos vamos a abocar a las viviendas sociales sin deudas (…) sino que también vamos a potenciar el subsidio para los sectores medios”, adelanta.

En ese sentido, Monckeberg anunció que “vamos a aumentar el valor de las viviendas para aplicar el subsidio” y que “vamos a aumentar el monto del subsidio en sectores medios”, al igual que  “vamos a permitir que más familias postulen al subsidio habitacional de sectores medios”.

A su juicio, si a “viviendas más caras se les pueda aplicar ese subsidio y además, el monto del subsidio sea mayor (…) eso necesariamente va a permitir que más familias golpeen la puerta del Serviu y accedan a ese subsidio habitacional”.

Asimismo el ministro planteó que “muchas veces los subsidios no se aplican como corresponde, a veces por trámites (…) pero a veces porque las familias no se informaron o lo obtuvieron y no lo aprovecharon”, razón por la cual hizo un llamado a la ciudadanía para que se informe de buena manera.