Banda protagonizó millonarios robos a centro médico y especies estaban en poder de cirujano ecuatoriano

Publicado el 13 junio, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Los sujetos pasaron control de detención por los delitos de robos en lugar no habitado y receptación.

Luego de 4 meses de investigación, la Brigada de Robos de la PDI logró desbaratar una banda criminal que operaba tanto en Rancagua como en otras comunas, realizando violentos robos en locales comerciales.

El resultado de la investigación pudo determinar que esta banda habría cometido dos millonarios robos en el recinto de salud Trauma Centro, además de la tienda Colloky, ambos ubicados en la ciudad de Rancagua; y en una farmacia Salcobrand, de la comuna de Curicó.

Según afirmó el Fiscal adjunto de la Unidad de Análisis Criminal, Carlos Fuentes Rebolledo, “el avalúo de las especies sustraídas al menos en Trauma Centro, contando los dos robos, es de aproximadamente $80 millones”. Desde ese lugar, los sujetos habrían robado tres equipos de ecografía además de otros de menor tamaño.

Mientras que el robo perpetrado en la farmacia Salcobrand fue avaluado en $3 millones; y el de tiendas Colloky llegaría a los 10 millones de pesos.

Los sujetos fueron detenidos este martes, “recuperando gran parte de las especies del primer robo, al Trauma Centro; y también encontrando a quien había adquirido esas especies”, explica el fiscal.

Las labores investigativas determinaron que el sujeto que habría receptado las especies robadas sería un médico cirujano de nacionalidad ecuatoriana “que operaba en la localidad de Doñihue, lugar hasta donde llegaron estas especies para poder comercializarlas”, señala el subprefecto de la Brigada de Robos de la PDI, Marcelo Urrea.

En esta línea, el subprefecto añade que este médico “ocultó (las especies) en un domicilio particular hasta poder posteriormente utilizarlas”.

Es así como se procedió a la detención tanto de los sujetos que cometían los delitos, quienes serían de nacionalidad chilena, además del médico cirujano, el cual fue encontrado en la localidad de Doñihue teniendo en su posesión las especies sustraídas, “las cuales fueron reconocidas por la gente de Trauma Centro”, afirma Fuentes.

Los sujetos se trasladaban en un vehículo al cual le habían instalado una baliza, por lo cual la hipótesis investigativa que se baraja es que  tras cometer los delitos  “lo más probable es que hayan colocado su baliza para no ser fiscalizados por Carabineros haciéndose pasar por un vehículo institucional”, explica el fiscal adjunto de la Unidad de Análisis Criminal.

Noticias Relacionadas