Alumnos del Liceo Comercial de Rancagua bajan toma y este miércoles vuelven a clases

Publicado el 12 junio, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Cormun habría accedido a los puntos del petitorio.

El pasado 7 de junio los estudiantes del Liceo Diego Portales de Rancagua decidieron tomarse el establecimiento, medida que mantenía sin clases a cerca de 1.700 alumnos. Este martes, se informó que se depuso esta movilización  luego de lograr que la Corporación Municipal (Cormun) aceptara los puntos de su petitorio, incluido el cambio del director del establecimiento.

Sobre aquello, el vocero de los estudiantes, Brian Araya, señaló que “el motivo de bajar la toma fue porque se aceptaron todos los puntos del petitorio que teníamos”. Uno de los más controversiales tenía que ver con la salida del actual director, asunto que también se concretó.

“Hoy día tuvimos el conversatorio con el nuevo director (…) se llama Eugenio Quinteros y está como interino hasta que asuma el nuevo director”, indicó el vocero estudiante.

Este plazo no está definido, sin embargo, el vocero del Liceo Comercial puntualiza que “por lo que hemos estado hablando, quedaría por todo este año”.

Respecto de este cambio en la dirección del colegio, el vocero de los estudiantes señala que “era bueno ya terminar esa etapa y comenzar algo todo nuevo”, recalca.

En ese sentido, Araya recalca que el director interino “ya tiene conocimiento de casi todos los puntos de nuestro petitorio”, a lo cual agrega que “está disponible para llegar a acuerdos”.

Respecto del retorno a las clases, el estudiante señala que este miércoles “volvemos a las clases normales a las 8 de la mañana”, puntualiza.

El representante de los alumnos recalca que “es primera vez que hacemos una toma”, y con el resultado obtenido “quedamos todos satisfechos con todo lo que hemos logrado”, recalca.

Plazos de implementación

Uno de los puntos del petitorio estudiantil estaba ligado a la insatisfacción de los alumnos respecto de la infraestructura del establecimiento educativo.

En ese sentido, los estudiantes acusaban un deterioro de salas de clases y de los camarines del gimnasio que a su juicio requerían reparación. Este fue un punto abordado y efectivamente se concretarían estas mejoras.

“Los plazos de la infraestructura quedamos que volviendo de vacaciones de invierno tenía que estar todo ya listo”, puntualizó el vocero de los estudiantes, Brian Araya.

Liceo Oscar Castro

Una situación opuesta es la que están viviendo los alumnos del Liceo Oscar Castro, quienes desde el pasado 4 de junio mantienen tomado el liceo a la espera de lograr acuerdos con la Corporación Municipal que permitan dar luz verde a los puntos de su petitorio.

No obstante, la presidenta del Centro de Alumnos del Liceo Oscar Castro, Claudia Toro, señaló que “vamos a seguir (en toma) hasta que nos respondan todos los otros puntos porque hay ciertas negociaciones que nos convenía como estudiantes”.

Noticias Relacionadas