Acortar las brechas de género en carreras STEM, una necesidad país

Publicado el 13 junio, 2018 Por Columna de Opinión

STEM es un acrónimo en inglés con las iniciales dr Science, Technology, Engineering and Math. En español se usa el término CTIM. En su más amplio significado, relaciona la fuerza de trabajo con los campos de la química, física, ingeniería, matemáticas, tecnología de la información, ciencias de la tierra, ciencias de la vida, astronomía y ciencias sociales. ¿Por qué […]

STEM es un acrónimo en inglés con las iniciales dr Science, Technology, Engineering and Math. En español se usa el término CTIM. En su más amplio significado, relaciona la fuerza de trabajo con los campos de la química, física, ingeniería, matemáticas, tecnología de la información, ciencias de la tierra, ciencias de la vida, astronomía y ciencias sociales.

¿Por qué es importante priorizar la educación STEM en las mujeres? Chile invierte muy poco en Investigación y Desarrollo, alcanzando un 0,38% del Producto interno Bruto (PIB) el 2017, cifra muy por debajo del 2,4% del promedio de los países de la organización para la cooperación y el desarrollo (OCDE). La inversión en capital humano avanzado en condiciones laborales óptimas, la generación de conocimiento y la perspectiva de género toman aún mayor relevancia si el fin es el desarrollo humano sustentable para el país. De esta manera la diversidad de la ciudadanía se pueda beneficiar de este desarrollo.

La tendencia dentro de la fuerza de trabajo es que todos los trabajos STEM son de alta paga, por lo que la deficiencia de mujeres en estos roles está contribuyendo a la brecha salarial por género. Una deficiencia de mujeres en estas áreas de trabajo significa menos modelos femeninos para las que ya están desarrollando carreras STEM y para las jóvenes que decidirán una futura carrera.

Si los niños y niñas están menos expuestos a conceptos de ciencias y a la educación informal, considerarán menos oportunidades vocacionales en su futuro. La decisión vocacional ocurre en una edad temprana, durante la etapa pre-escolar e incluso antes, y la falta de modelos femeninos en las áreas físicas y de ciencias naturales contribuyen a la percepción de que las niñas tienen menos habilidades STEM, impactando sobre sus decisiones escolares y finalmente incrementando la brecha de género en el campo laboral. Es un hecho que la sociedad trata a niños y niñas de manera diferente, impactando directamente en cómo se ven a sí mismo, aún cuando las habilidades STEM sean equitativas.

Son variados los factores que pueden influir en la decisión de seguir una carrera en particular en las niñas y mujeres jóvenes. Sin embargo, estas brechas se pueden acortar tomando acción en la educación STEM con una perspectiva racial, étnica y de género. Las políticas educacionales deben estar enfocadas en mejorar la calidad de la enseñanza considerando la equidad de habilidades.

Dra. Karina Bravo Flores

Académica del Instituto de Ciencias de la Salud U. de O’Higgins

 

Noticias Relacionadas

Columnas 18 octubre, 2018

Proyecto de reforma al notariado