O’Higgins cede terreno: Bajó al séptimo puesto tras su cuarta derrota del torneo

Publicado el 16 abril, 2018 Por Alex Savoy

Los celestes siguen sin poder despegar de forma definitiva y se acercan peligrosamente a un rendimiento que los hizo sufrir en la primera etapa de Milito en el banco.

En menos de una semana, dos derrotas en fila ocasionaron una considerable baja de O’Higgins en la tabla de posiciones del campeonato nacional. Los celestes aparecen hoy en el séptimo puesto de la general, relegados a 11 puntos del líder exclusivo, Universidad Católica, que completa 24 unidades en nueve fechas.

Por primera vez este año, los de Gabriel Milito ostentan un rendimiento bajo el 50 por ciento, una carga bastante pesada con la cual ya debieron convivir durante la primera etapa del argentino en el banco. Esto porque, con la del sábado, completaron cuatro caídas en nueve juegos, dos de ellas como locales, aterrizando que existan más derrotas que triunfos.

A una fecha que se cumpla un tercio del torneo, la merma en goles ante Unión Española y Católica terminó pasándoles la cuenta. Más cuando estos resultados adversos, donde se quedaron sin anotar por primera vez, no permiten el despegue definitivo, y pro contrapartida van sembrando dudas sobre la real dimensión que puede dar el equipo.

“El tema estadístico no le damos mucha importancia, en el sentido que el campeonato está llegando recién al primer tercio y las evaluaciones se hacen al final de la temporada”, señaló Milito consultado por esta irregularidad en los números que en las últimas dos fechas sacaron a sus dirigidos del pelotón y los posicionarlos en el grupo que deberá remar desde atrás por adjudicarse algún premio al final de temporada.

“No creo que sea preocupante, si es para estar atentos y tomar recaudos, pero no para hacer un mundo. Creo que estamos por buen camino, la identidad que tenemos como equipo va creciendo y estoy convencido que vamos a ganar más de lo que vamos a perder”, profundizó por este mismo tema el delantero argentino Nicolás Mazzola, descomprimiendo el ambiente pesimista que comenzó a rondar tras la caída ante Católica.

El ariete argentino, asimismo, comentó lo ocurrido que “son dos derrotas seguidas y donde otros equipos sacan puntos y suben, pero este es un torneo largo y este tipo de torneos te dan esa posibilidad de que se equipara todo llegando al final. Esto recién arranca y como equipo seguimos creciendo”.

En este escenario actual, donde hay más dudas que certezas, los rancagüinos deberán reponerse frente a Curicó Unido este domingo al mediodía nuevamente en El Teniente. Los curicanos vienen de perder un partido increíble como local la noche del sábado en que tenían ventaja de 3-0 en la primera mitad, pero que concluyó con un heroico 4 a 3 a favor de Deportes Antofagasta.

Noticias Relacionadas