Más que un retoque: Los otros beneficios que trae la abdominoplastía

Publicado el 15 abril, 2018 Por Alex Savoy

Entre eso se encuentra la incontinencia urinaria.

Para el común de las personas la abdominoplastia ha sido considerada sólo como un procedimiento estético, ya que su principal objetivo es mejorar la forma del abdomen, mediante la eliminación del exceso de piel provocada, por ejemplo, por una disminución drástica de peso o después de embarazos.

Sin embargo, esta intervención tiene otros efectos positivos además de eliminar el tejido sobrante, que son menos conocidos, pero igual de relevantes como mejoras en los síntomas funcionales del dolor lumbar, solucionar la incontinencia urinaria, principalmente en casos de post parto, donde estos problemas se hacen más patentes que en cualquier otro tipo de paciente.

“Es importante destacar aquellos aspectos más desconocidos de una abdominoplastia y que pueden generar un cambio radical. En general, siempre se ha visto a esta operación como algo más estético, ya que permite a los pacientes tener una mejor calidad de vida junto a notorios cambios físicos”, afirma Diego Rodríguez, cirujano plástico de www.plasticareconstructiva.cl.

En tanto, “La abdominoplastia mejora el dolor lumbar y la incontinencia urinaria”, expresa un estudio publicado por la prestigiosa revista Plastic and Reconstructive Surgery (PRS), comprobando la teoría luego de analizar a un grupo de 214 pacientes de 42 años en promedio a quienes les realizaron cuestionarios validados internacionalmente para el dolor en la región lumbar y la incontinencia urinaria. Estos fueron aplicados a las pacientes en sus pre y post operatorios a las 6 semanas y 6 meses .

“En el caso de las mujeres que han sido madres y quedan con un exceso de piel importante, tras bajar de peso muy rápido, la abdominoplastia ofrece múltiples e importantes beneficios”, sostiene Rodríguez, quien profundiza que entre los cambios más notorios, destaca una mejor postura, la corrección de hernias en la zona abdominal y reducción del estrés provocado por todos estos cambios físicos que, si bien se pueden tratar durante el embarazo a través de tratamientos, cremas, masajes y otros métodos, siempre dejarán alguna marca.

 

En ese sentido, los beneficios médicos de una abdominoplastia, si bien no saltan a la vista, son igual de potentes como los físicos. El experto recalca que es importante que los pacientes consulten a cirujanos acreditados (Superintendencia de Salud) para tener resultados confiables y seguridad durante el procedimiento.

Noticias Relacionadas