Kike Acuña se defendió de las acusaciones de ser un “Papito corazón” que lanzó Roxana Muñoz

Publicado el 20 abril, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El ex futbolista acusó a Muñoz de querer conseguir "pantalla" exponiendo la situación.

Roxana Muñoz usó hace algunos días su cuenta de Instagram para funar a su ex pareja y padre de su hija, Kike Acuña, acusándolo de ser un “Papito corazón” que hace años que no ve a su hija. Posteriormente, le dedicó una nueva publicación detallando su situación.

“El que te hayas equivocado al elegir el padre de tus hijos no significa que tengas que luchar sola y privar a tu hijos de sus derechos. Si es borracho o ladrón o lo que sea, ya decidirá un juez si deja que este tipo vea o no a su hijo y bajo qué condiciones”, comenzó escribiendo.

Agregando que: “Luego cuando el hijo crezca será él mismo quien decidirá si quiere verlo o no. No tengan vergüenza de demandar, usen las redes sociales si es posible. Luchen como madres por los derechos de sus hijos. Nadie dice que no sean capaces solas, todos sabemos que podemos, pero no tiene que ver contigo o conmigo, es un derecho de tu hijo y deber del padre. Así que a todos los #papitoscorazon ¡sean hombres háganse cargo! Muchas gracias por el apoyo, por los datos y por todos los mensajes. Cariños a todos”, finalizó.

Tras las graves acusaciones, el ex futbolista se defendió señalando que Roxana quiere generar polémica y sacar provecho de la situación: “Hizo público algo complicado, en medio está nuestra hija. Querer sacar provecho a través de ella me parece absurdo, mala clase. La demanda por pensión la encuentro buenísima, para que esté todo claro, lo que debo pagar y las visitas, que es lo más importante. Estoy esperando día y hora para presentarme”, declaró a La Cuarta.

Posteriormente, Acuña, detalló por qué se alejó de su hija y afirmó que le enviaba dinero cuando podía. “Cuando podía le iba pasando plata, iba a buscar a mi hija a Santiago, se quedaba conmigo acá en San Felipe. Hay testigos, me veían con ella en los juegos. Así fue hasta que Roxana y yo tuvimos un problema y me alejé. Se suponía que ahí me llegaría la citación para oficializar todo y no depender de su ánimo para poder ver a Taira”, señaló.

El ex futbolista, reconoció que hace seis meses que no ve a Taira debido a los problemas que tiene con su ex pareja. “Es harto, lo asumo. Y es triste. Si Roxana ya había hablado con los abogados, si habíamos acordado solucionarlo en la justicia, si yo tenía que esperar la citación, ¿para qué hacerlo público? Me da rabia”, aseguró.

Kike Acuña, reveló que siente miedo por lo que pueda pensar su hija de él: “Me da miedo, sé que Roxana le hablará mal de mí. Cuando tenga las visitas programadas se dará cuenta cómo soy, todo lo que la amo. Tendré tiempo para explicarle cómo fueron las cosas. Ya no quiero prestarme más para este show”, finalizó.

Noticias Relacionadas