En qué consiste la cirugía cerebral para tratar el parkinson que se realiza en Hospital de Rancagua

Publicado el 16 abril, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Se trata de una intervención quirúrgica llamada estimulación cerebral profunda, con la cual se busca disminuir los síntomas de esta enfermedad degenerativa.

Los primeros tres pacientes operados con parkinson del país con previsión Fonasa han recibido una prestación financiada con recursos públicos gracias al Programa Piloto de Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda de Enfermedad de Parkinson, iniciativa que nace en el Servicio de Salud O’Higgins y es liderada por la Subdirección Médica de la institución.

Se trata de una intervención quirúrgica llamada estimulación cerebral profunda (ECP), la cual busca disminuir los síntomas significativamente o en otros casos desaparezcan estos por completo.

Este tratamiento radica en la implantación de un electrodo tetrapolar en un núcleo que se activa mediante un generador de pulsos.

Cabe destacar que el programa cuenta con un importante apoyo financiero por parte del Gobierno Regional de O’Higgins, que aprobó trescientos millones de pesos, para la adquisición de los electrodos, mientras que los otros costos asociados a las cirugías están siendo absorbidos por Fonasa.

Respecto de esta iniciativa única en el país, el subdirector médico del Servicio de Salud O’Higgins, doctor Felipe Rojas, comentó que “estamos frente a una técnica que ya se aplicó a 3 de los 14 usuarios de la red asistencial de O’Higgins que serán beneficiados y que ha resultado con gran éxito”.

Estas intervenciones contaron con el apoyo de distintas instituciones médicas, como el Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), el Departamento de Neurocirugía del Hospital San Borja, el Instituto de Neurocirugía y el Servicio de Salud Metropolitano Central, además del apoyo de un experto nacional como el doctor Pedro Francisco Chaná.

Sobre lo anterior, el Neurocirujano del Hospital Clínico San Borja Arriarán, doctor David Aguirre, quien lidera el equipo que ha efectuado las intervenciones, explicó que “hay que ser bien minucioso ya que se instalan dos electrodos dentro del cerebro, los cuáles se encienden y generan una estimulación eléctrica, que hace que se revierta todo lo que está fallando en los pacientes con Enfermedad de Parkinson”.

 

 

 

Noticias Relacionadas