Editorial: Preocupación por aumento del VIH

Publicado el 12 abril, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Las cifras revelan la gravedad del problema. La mortalidad en Chile por VIH Sida es más del doble que el promedio mundial: 2,9 por cada 100 mil habitantes en el país, mientras que a nivel global es de 1,2 por 100 habitantes. Otro dato preocupante: El 75% de las personas se contagian en Chile al […]

Las cifras revelan la gravedad del problema. La mortalidad en Chile por VIH Sida es más del doble que el promedio mundial: 2,9 por cada 100 mil habitantes en el país, mientras que a nivel global es de 1,2 por 100 habitantes.

Otro dato preocupante: El 75% de las personas se contagian en Chile al desconocer que su pareja es portadora.

Solo en 2017 hubo 5.800 pacientes diagnosticados con el VIH y, según datos del Minsal, en un 13% disminuyó el uso del condón.

Datos que revelan las deficiencias del Estado para abordar esta temática en los últimos años, especialmente en la detección y prevención.

Según los expertos, la política pública mejor abordada tiene relación con el tratamiento. El VIH ya no es sinónimo de muerte en el país, y eso se debe al acceso de los pacientes a un tratamiento que hoy les permite tener mejor calidad de vida.

Pero en materia de prevención, las críticas apuntan a que las campañas comunicacionales no han tenido la regularidad que un tema tan delicado como este necesita. De esta forma, en los últimos años no se logró entregar un mensaje eficaz a la población, especialmente en el grupo de mayor riesgo de contagio: Los jóvenes. Es más, la política pública en materia de prevención no leyó correctamente el cambio de la sociedad chilena en materia de conducta sexual.

En este sentido, se necesita una potente educación sexual en los colegios, con medidas de autocuidado y correcto uso del condón, dejando atrás la presión de los sectores más conservadores y los tabúes  para hablar del tema con la claridad que amerita.

Y la detección temprana juega un papel clave: permite iniciar un tratamiento eficaz y por otro parte, evita la propagación del contagio.

Dos ejes donde es necesario poner los esfuerzos de las políticas públicas relacionadas al VIH Sida, para revertir las cifras que hoy ponen una luz de alarma en el país.

Noticias Relacionadas

Columnas 21 septiembre, 2018

Más lectura, menos televisión

Columnas 21 septiembre, 2018

Querida Karol

Editorial 13 septiembre, 2018

Editoral: La demanda marítima y el futuro