Editorial: Eutanasia y la necesidad de debatir

Publicado el 18 abril, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Nuevamente el debate valórico se toma la agenda política. Esta vez la ofensiva legislativa de la oposición –encabezada por el Frente Amplio- tiene que ver con reimpulsar un proyecto de ley sobre eutanasia, presentado en 2014 en la Cámara de Diputados. La situación, como era de esperar, concitó un amplio apoyo en los partidos de […]

Nuevamente el debate valórico se toma la agenda política. Esta vez la ofensiva legislativa de la oposición –encabezada por el Frente Amplio- tiene que ver con reimpulsar un proyecto de ley sobre eutanasia, presentado en 2014 en la Cámara de Diputados.

La situación, como era de esperar, concitó un amplio apoyo en los partidos de la ex Nueva Mayoría, quienes mostraron su disponibilidad a debatir en relación a este tema.

La eutanasia nuevamente pondrá el debate valórico en la opinión pública, discusión que se abrió con la ley de identidad de género, y que suele mostrar las distintas visiones que se tienen en este tipo de temas al interior del conglomerado oficialista.

Desde el gobierno señalaron que no van a patrocinar este proyecto de ley, destacando la defensa de la vida “del que está por nacer hasta el último día de su vida”, según señaló la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez. La UDI se suma a La Moneda, pero hay algunos sectores dentro de Chile Vamos que no se cierran a debatir, como lo señaló el presidente de Evopoli, el diputado Francisco Undurraga.

Más allá de las concepciones religiosas, las creencias o las ideologías de cada parlamentario, es sano para la democracia sentarse a conversar y debatir sobre temas que nos permitan entender a la sociedad actual.

El Parlamento no se puede cerrar a analizas y discutir ciertas temáticas, ya que la señal hacia la ciudadanía debe ir en línea con que no existen temas vetados, abriéndose a una discusión con altura de miras, objetiva y seria.

Por ello, la postura inicial o la creencia de cada legislador no debe condicionar la discusión en el Parlamento. Debatir es una señal inequívoca de que estamos insertos en una sociedad madura, con representantes que se atreven a debatir y plantear sus puntos de vista. Es, a la poste, la instancia donde se tienen que presentar los argumentos sólidos que nos permitan determinar si Chile está o no realmente preparado  como sociedad para avanzar en esta materia.

Noticias Relacionadas