Editorial: Cambios al período presidencial

Publicado el 19 abril, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Parlamentarios de Chile Vamos, encabezados por el UDI Javier Macaya; y la RN Paulina Núñez, presentaron este miércoles un proyecto de ley que busca modificar el actual sistema electoral chileno. Por un lado, se busca reducir el número de parlamentarios y, por otro, permitir la reelección presidencial inmediata de cuatro años. En relación a este […]

Parlamentarios de Chile Vamos, encabezados por el UDI Javier Macaya; y la RN Paulina Núñez, presentaron este miércoles un proyecto de ley que busca modificar el actual sistema electoral chileno.

Por un lado, se busca reducir el número de parlamentarios y, por otro, permitir la reelección presidencial inmediata de cuatro años.

En relación a este último caso, la modificación del período presidencial es un tema que siempre ha rondado en el mundo político.

Para algunos, cuatro años es muy poco cuando la gestión del gobierno ha sido eficiente y está en sintonía con la ciudadanía. Entonces, ¿la solución sería aumentar el periodo presidencial 6 años? Sus detractores aseguran que este período para un gobierno mediocre y sin aprobación resulta mucho tiempo para que la ciudadanía vuelva a evaluarlo en las urnas. Por ello, la reelección inmediata podría ser el justo premio para un mandato eficiente y el castigo necesario para aquellos que no están cumpliendo con sus promesas de campaña.

¿Qué ocurre en la actualidad? El gobierno de Sebastián Piñera deberá enfrentar sus primeras elecciones en dos años: Para 2020 están agendados los comicios municipales y de gobernadores regionales. Elecciones que comienzan a cuajarse políticamente a lo menos 10 meses antes. Pero de inmediato a las municipales y de gobernadores regionales, se comienza a pensar en la presidencial, parlamentaria y de cores, comicios que se llevarán a cabo en 2021. En otras palabras, la gestión actual –así como las dos administraciones de Michelle Bachelet y la primera de Sebastián Piñera- estará fuertemente marcada por la contingencia electoral.

Por ello, el debate en esta materia se hace necesario y debe apuntar a cómo logramos consensuar  un período presidencial que no esté condicionado al síndrome del pato cojo o de cálculos electorales.

Noticias Relacionadas

Editorial 10 agosto, 2018

Editorial: Maltrato entre estudiantes

Editorial 9 agosto, 2018

Editorial: Sala cuna universal