‘Súper Lunes’: Vuelta a clases estuvo marcada por congestión en puntos críticos de Rancagua y Machalí

Publicado el 5 marzo, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El seremi de Transportes, Francisco Lara, entregó un detallado balance de la jornada.

El año laboral y escolar se dio comienzo formalmente este lunes, momento en que miles de automóviles ocuparon las calles de Rancagua y Machalí para llegar a sus destinos, poniendo a prueba el plan de contingencia que la Seremía de Transportes tenía preparado.

En entrevista con diario El Tipógrafo, el seremi de Transportes, Francisco Lara, realizó un completo balance de la jornada, estableciendo los puntos de mayor congestión y aquellos nuevos lugares de atochamiento.

Respecto de aquello, la autoridad reconoció que “hubo una importante congestión en algunos sectores pero era algo que nosotros esperábamos”, lo cual ocurrió “especialmente en el sector de avenida San Juan, en Machalí, que se comportó de acuerdo a lo esperado”.

Otros puntos de congestión, según puntualizó la autoridad, se produjo en la calle Ibieta, sin embargo, el plan de contingencia “funcionó ya que la idea era que los vehículos no se estacionaran, solamente tuvieran detención para dejar o tomar pasajeros”, indicó.

Labores que fueron reforzadas por personal de Carabineros, quienes permitieron agilizar el tráfico vehicular en las horas de mayor afluencia.

Asimismo, otro punto que concentra gran cantidad de vehículos es la avenida Millán, la cual “tuvo una saturación alta, por lo cual hay puntos aún por mejorar, lo mismo que avenida San Juan y Escrivá de Balaguer con Madero (en Machalí)”, señaló Lara.

Pese a estas dificultados, según recalcó el seremi, “funcionó la coordinación con Carabineros, los inspectores municipales de Rancagua y también los fiscalizadores de transportes en los puntos que nosotros habíamos previsto con congestión”.

Por otro lado, agregó que hubo dos puntos nuevos de congestión vehicular en la Alameda, esto debido al desarrollo de obras viales.

Específicamente, esta situación ocurrió en “Viña el Mar con Alameda, especialmente en dirección al oriente, donde hay trabajos de la pista de viraje hacia el norte”, lo cual provocó una congestión importante.

El otro foco de saturación vehicular ocurrió en “Alameda hacia el oriente hasta la calle Victoria, esto producto de los trabajos que está realizando vialidad”, recalcó.

Según el representante de la cartera de Transportes, la congestión en estos dos puntos mencionados anteriormente se mantendrá durante toda la semana, tiempo en que deberán concluir las obras viales.

Según prevé la autoridad regional, este nivel de congestión debería tender a bajar y normalizarse, ya que según estima Lara, “ya de abril en adelante se ordena mucho más el flujo y los tiempos de viaje también disminuyen”, sentenció.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas