San Fernando: Ex concejal Mario González pone fin a huelga de hambre pero asegura que “movilización sigue”

Publicado el 6 marzo, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El Gobierno anunció que ingresará indicaciones al proyecto de ley sobre Protección de la Salud Mental, que permita garantizar tratamiento no voluntario en adictos a las drogas.

38 días en huelga de hambre estuvo el ex concejal y ex candidato a alcalde de la comuna de San Fernando, Mario González, quien exigía modificaciones a la Ley de Salud Mental, que permita garantizar un tratamiento no voluntario a personas adictas a las drogas.

El ex concejal había tomado esta decisión debido a que vive un drama familiar, ya que su hijo –adicto a la pasta base- no ha podido someterse a un tratamiento de esta índole, ya que no existe una legislación en Chile que lo obligue a enfrentar esta enfermedad.

Por ello, y tras conocer una situación que afecta a decenas de familias a lo largo del país- el Gobierno anunció que establecerá indicaciones al proyecto de ley sobre Protección de la Salud Mental, incorporando a las adicciones como parte del diagnóstico de un problema de esta índole y perfeccionando el procedimiento que se debe realizar, para los efectos que las Cortes de Apelaciones puedan decretar la internación no voluntaria de personas que padezcan de esta enfermedad.

La decisión fue anunciada por el ministro Secretario general de la Presidencia, Gabriel de la Fuente, tras reunirse con la Agrupación Familiares Angustiados (AFA), en una reunión donde también estuvo presente la ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez; y el senador Juan Pablo Letelier.

Tras poner fin a la huelga de hambre, el ex candidato a alcalde de San Fernando, aseguró que “la movilización sigue” y que “la huelga fue sólo un mecanismo”.

La ex autoridad comunal insistió en que “la movilización sigue a través de la creación de la AFA en cada una de las ciudades que tenga el problema de la droga en su barrio”.

Mario González es integrante fundador de la agrupación que reúne a familiares de adictos a las drogas en todo el país; y fue uno de los primeros en iniciar una huelga de hambre para lograr cambios en la legislación.

“La adicción a las drogas es una enfermedad y como tal debe ser tratada. La familia debe tener la potestad de someter a tratamiento a un familiar adicto”, manifestó González tras la reunión con las autoridades de gobierno.

Por su parte, el senador Juan Pablo Letelier manifestó que “no hay forma de garantizar a  una familia que tiene un pariente adicto que este reciba tratamiento. El consumo de drogas es una pandemia que está destruyendo a miles de familias en nuestro país. Hoy no existe forma de lograr internar a un familiar enfermo ni garantizar que esa persona se someta a un tratamiento”.

“Tomando conocimiento de este problema y dada su extensión en un conjunto importante de la población, indicaremos el proyecto que hoy se encuentra en el Senado”, agregó el ministro Secretario general de la Presidencia, Gabriel de la Fuente.

La iniciativa legal busca generar opciones para que las familias puedan acreditar con denuncias y constancias policiales este tipo de situaciones, de forma que quienes sufran de esta adicción sean considerados “pacientes con enfermedad mental” sujetos de la Ley.

El proyecto también establece que sea la Corte de Apelaciones respectiva la que determine la internación psiquiátrica temporal involuntaria de estas personas con el objetivo de recibir un tratamiento médico en régimen cerrado.

 

Noticias Relacionadas