Mineduc y municipios comienzan proceso de transición para desmunicipalizar colegios públicos el 2020

Publicado el 23 marzo, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El presidente nacional de Educación Pública, señala que al momento en que se haga el traspaso de los establecimientos educacionales “el sostenedor no debe tener deudas pendientes en materia educacional”.

La desmunicipalización de la educación pública, que comenzará el 2020 en la región de O’Higgins, está viviendo momentos claves. Este jueves se realizó la firma de un protocolo de compromisos de colaboración entre los municipios de San Fernando, Chimbarongo, Placilla y Nancagua con el director nacional de Educación Pública del Mineduc, Rodrigo Egaña.

Según explicó Egaña, este protocolo es una “declaración de intención de la dirección de Educación Pública y de cada municipio” ya que “para empezar el trabajo colaborativo tenemos que pasar a un plan de transición”.

Este período comenzó a regir con la firma del protocolo y seguirá vigente hasta “que se produzca el traspaso de los establecimientos locales”.

El contenido de este protocolo involucra áreas de trabajo que cada municipio define como prioritarias en educación y que, según explica Egaña, dicen relación con materias “de infraestructura, aspectos curriculares, perfeccionamiento docente y de métodos pedagógicos”.

Este hecho cobra relevancia considerando que el año pasado la educación pública de la capital de Colchagua vivió complejos momentos debido al paro que por dos meses mantuvo sin clases a 21 colegios de la comuna y mantiene un millonario déficit para la Corporación Municipal de San Fernando (Cormusaf)

Conscientes de este complejo escenario, el presidente nacional de Educación Pública explica que al momento en que se haga el traspaso de los establecimientos educacionales “el sostenedor no debe tener deudas pendientes en materia educacional”.

Lo anterior es para evitar que “el nuevo servicio local parta con deudas de arreste” y, por lo tanto, “dado que en San Fernando hay una situación compleja financieramente, lo importante es comenzar a trabajar en conjunto para enfrentar la solución en conjunto”, recalcó Egaña.

En este sentido, la autoridad ministerial recalcó que “tenemos un período de 2 años para que eso pueda resolverse”.

Por lo pronto, lo concreto es la firma de este protocolo de colaboración y lo que sigue es implementar efectivamente “el plan de transición en que hay que definir las medidas concretas” en relación a los instrumentos de apoyos existente contenidos en el Fondo de Apoyo a la Educación Pública (Faep).

El dar inicio a este proceso de transición tiene por objetivo “ayudar a cada municipio a ir resolviendo sus problemas en este período” y si en el caso de que “al momento del traspaso persistieran deudas, el Mineduc cancela esas deudas, pero posteriormente esos recursos les son descontados al municipio desde el Fondo Común Municipal”.

Por lo cual Egaña es categórico al señalar que “aquí en absoluto hay un perdonazo, ni se olvida cual es la realidad”, sino que según explica es “para ayudar que los problemas que se hayan ido creando se puedan resolver antes de instalar el servicio local”, enfatiza el director nacional de Educación Pública, Rodrigo Egaña.

 

Noticias Relacionadas