La historia detrás de la designación del ex fiscal del caso Caval como notario de San Fernando

Publicado el 7 marzo, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Luis Toledo y el ministro de Justicia, Jaime Campos, salieron al paso de las críticas por esta designación.

El ex fiscal regional de O’Higgins y quien lideró en un principio las investigaciones en el caso Caval, Luis Toledo, fue designado como nuevo notario para la plaza de San Fernando. Elección que no ha pasado inadvertida, luego de que se conociera el ingreso del decreto supremo respectivo a la Contraloría General de la República.

La historia se remonta a mayo de 2017, fecha en que se determinaron los nombres que integrarían la terna para elegir al futuro notario de la capital de Colchagua. Los postulantes que la Corte de Apelaciones de Rancagua envió en ese momento al Ministerio de Justicia eran Felipe San Martín, notario de Cochrane; Isabel Chadwick, que cumple función en San Vicente de Tagua Tagua; y Luis Toledo, jefe de la Unidad contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Peligrosas del Ministerio Público.

En medio del proceso, Felipe San Martín fue designado como titular en otra notaria del país, y el pasado 3 de octubre del 2017 el tribunal de alzada debió realizar una nueva votación para elegir al tercer integrante: Tras un empate entre Alberto Ortega y Cecilia de las Mercedes Gálvez, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 282 del Código Orgánico de Tribunales, se realizó una segunda votación con igual resultado.

En virtud del empate producido, y a lo dispuesto en el artículo 282 del inciso 1° del Código Orgánico de Tribunales, se procedió a dirimir con el voto del presidente (s) Emilio Elgueta, resultando elegido para conformar la terna el defensor regional, Alberto Ortega.

Fue así como cuatro meses después se dio a conocer el nombre del notario para la plaza de San Fernando. Se trata del ex fiscal de caso Caval, Luis Toeldo, cuyo nombre ingresó a la Contraloría General de la República a través de un decreto supremo firmado por el ministro de Justicia, Jaime Campos.

En las últimas horas, ha trascendido que, en un primer momento, el elegido para la plaza de San Fernando había sido el defensor regional de O’Higgins, Alberto Ortega, pero que finalmente el ministro de Justicia habría cambiado su decisión por presiones desde La Moneda.

Durante la jornada de este miércoles el ministro Campos y el fiscal Toledo salieron al paso de las críticas.

Al respecto, el ex fiscal del caso Caval indicó a los medios que “el poder Ejecutivo es libre para decidir por cualquiera de las personas en que recae el nombramiento, en eso no tengo nada que ver, no tengo motivo para bajar la candidatura” Y agregó que “aquellos que cuestionan o quieren hacer una relación con casos que quieren vincular (como Caval), aquel caso no lo he visto hace más de dos años”.

Por su parte, el jefe de la cartera de Justicia señaló que “en estos tiempos de escándalos y sensacionalismos, mi dilema fue que, respecto de cualquiera de los indicados, era fácil urdir tesis de tráfico de influencias, presiones indebidas o pago de favores”.

Y en ese sentido se preguntó: “¿A quién podía nombrar en este caso? A una señora de apellido Chadwick, para que digan que me estoy tratando de arreglar con el nuevo ministro del Interior para el evento de que ella sea pariente de él, a un señor de apellido Ortega, que es defensor regional y por ende funcionario de una institución dependiente del ministro de Justicia o a un señor de apellido Toledo, que hace ya bastante tiempo que trabaja en la Fiscalía en Santiago y que hace unos años atrás fue fiscal en Rancagua”.

El ministro insistió en que “si nombro al señor (Alberto) Ortega (Defensor Regional de O’Higgins) van a decir que estoy favoreciendo a los funcionarios del Ministerio y si nombraba al señor Toledo se armaba este lío comunicacional artificial creado por algunas personas interesadas”.

 

Noticias Relacionadas