Gobierno regional se toma su tiempo para no cometer errores en designación de seremis

Publicado el 13 marzo, 2018 Por Jaime Castañeda

Respecto de plazos, el intendente Juan Masferrer afirma que se deberían anunciar "esta semana".

Sin la designación de los seremis ni de los directores de servicio asumió el nuevo intendente, Juan Masferrer, quien no obstante espera contar a la brevedad con el gabinete regional. Revisiones de Contraloría, chequeos de currículos y negociaciones entre partidos marcan la espera por las nuevas autoridades, que serán anunciadas –tal como en el anterior mandato de Piñera- con el gobierno ya en ejercicio.

Tras la ceremonia regional del cambio de mando el intendente Juan Masferrer dijo que “la designación de los seremis debería ser esta semana”. La nueva autoridad aseguró que “en forma prácticamente completa vamos a tener los equipos ya dispuestos”.

Consultado por algunos nombres que ya pudieran estar definidos, el abogado UDI se limitó a decir que “esa es designación presidencial. Él (Sebastián Piñera) es el que tiene que entregar los nombres a través de los ministros”.

Masferrer apuntó que “nosotros sí entregamos nuestras ternas como corresponde y tenemos tremendos candidatos donde buscamos un perfil político, que es importante, pero también un perfil técnico porque es importante que conozcan las áreas”.

El dilema para Chile Vamos está en mantener el equilibrio político. Ya hubo algún ruido en la designación de los intendentes, con el disgusto de Renovación Nacional, lo que habría sido ‘compensado’ por Piñera con la nominación de los gobernadores. Según reconocen desde la centroderecha, son estos ajustes políticos los que retrasan el nombramiento de las autoridades.

El sigilo del nuevo gobierno en la elección de los cargos apunta a evitar abrir flancos de críticas como ya ocurrió con la nominación de Juan Manuel Toso en la Subsecretaría de Redes Asistenciales, quien tuvo que decir no a la designación luego que el Colegio Médico recordara una sanción ética que pesaba sobre él. Otro caso involucra al nominado gobernador de Biobío, Cristián Fuentes, quien también desistió de asumir ante presiones de la UDI que acusaban eventuales apoyos a la Nueva Mayoría y a la candidatura presidencial de Alejandro Guillier.

Y si nos remontamos hace cuatro años (con la asunción de la administración Bachelet) encontramos los casos de Marcela Riquelme y Natalia Sánchez, quienes debían asumir en las seremías de Justicia y Vivienda de la Región de O’Higgins, respectivamente. Ambas declinaron comenzar en sus funciones tras ser cuestionadas por acciones pasadas en el servicio público.

Con estos antecedentes la derecha se toma el tiempo necesario antes de hacer públicos los nombramientos.

Noticias Relacionadas