Consejo para Transparencia oficia a Carabineros y entrega recomendaciones para superar crisis institucional

Publicado el 12 marzo, 2018 Por Jaime Castañeda

Además de auditorías externas, el organismo propone la creación de un canal de denuncias y una reestructuración de los códigos de doctrina y ética en la institución.

 

A través de un documento de doce puntos, el Consejo para la Transparencia (CPLT) ofició al general director de Carabineros, Bruno Villalobos, con el fin de disponer un paquete de medidas que permitan superar la crisis institucional que enfrenta la policía uniformada, emanada tras el descubrimiento de un desfalco que ya sobrepasa los $26 mil millones.

El oficio, firmado por el presidente de la entidad, Marcelo Drago, no sólo conmina a la institución a efectuar un diagnostico público de actos irregulares, investigaciones penales y funcionarios indagados, sino que además, plantea una serie de propuestas tendientes a reforzar sus niveles de probidad y transparencia.

La primera tiene que ver con la implementación de auditorías externas sobre el uso de los recursos fiscales, algo que a juicio de Marcelo Drago, presidente del CPLT, es una de las iniciativas más urgentes.

“Ya quedó comprobado que los controles internos en Carabineros fallaron. Es hora de que la institución retome la senda de la transparencia, se someta a un conjunto de auditorías independientes y enfrente su crisis de cara al país”, señaló la autoridad, detallando que como institución, prestarán toda la asistencia técnica necesaria para la implementación de estas sugerencias.

En plano doctrinario, el CPLT propone a Carabineros la aplicación de una formación integral, basada en los principios de probidad y transparencia, así como la revisión de los manuales internos de ética, incorporando “explícitamente las obligaciones de transparencia de la información, rendición de cuentas, declaración de patrimonio e intereses, manejo de conflictos de intereses, aplicación del deber de abstención, entre otras”, señala el documento.

Asimismo y “con el objeto de permitir a la ciudadanía conocer de primera fuente el funcionamiento de la institución y los fundamentos y antecedentes de sus decisiones”, el CPLT propone incrementar el acceso a la información de los ciudadanos, limitando, por ejemplo, la aplicación de causales de reserva o secreto utilizadas por la policía uniformada para denegar solicitudes ciudadanas a través de la Ley de Transparencia.

En materia de recursos públicos, el CPLT aconseja adoptar una “política de sobriedad” especialmente en lo referido al uso de vehículos institucionales, donativos, uso de personal uniformado para fines ajenos a la labor policial y beneficios que recibe el alto mando institucional en ejercicio o en retiro.

Finalmente, el CPLT plantea la separación de instituciones privadas que se relacionan con Carabineros, como el Club Aéreo y la Mutualidad y el establecimiento de un canal de denuncias anónimas “que permita ampliar las posibilidades de fiscalización por parte de la sociedad civil”.

Noticias Relacionadas