Asociación de Fiscales acusó un daño “irreparable e inadmisible” tras designación de ex persecutor del caso Caval

Publicado el 8 marzo, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

El ministro de Justicia, Jaime Campos, designó a Luis Toledo como notario en San Fernando.

Una fuerte polémica se generó luego que el ministro de Justicia, Jaime Campos, designara al ex fiscal del caso Caval, Luis Toledo, como el nuevo notario para la plaza de San Fernando, pese a que en primera instancia fuera nominado el actual defensor regional de O’Higgins, Alberto Ortega.

A raíz de esto desde diversos sectores cuestionaron la decisión del jefe de la cartera de Justicia, siendo uno de estos la Asociación de Fiscales, quienes se fueron en picada contra la designación de Toledo. Mediante su cuenta de Twitter expresaron su parecer tras el nombramiento, aludiendo a un daño “irreparable e inadmisible”.

“El nombramiento de Luis Toledo como notario ha tendido, razonablemente, un manto de duda sobre la independencia con que adoptó las decisiones en el caso Caval. El descrédito que ello importa para el Ministerio Público es irreparable e inadmisible”, indicaron.

A esto agregaron que “los fiscales de Chile no queremos más vasos comunicantes entre autoridades políticas y el Ministerio Público. Urge cambiar los sistemas de nombramiento de diversas autoridades tanto fuera como dentro de nuestra institución”.

Este martes fue designado Toledo al cargo de notario, esto –en 15 días más- debe ser confirmado por la Contraloría, de lo contrario, la decisión pasará al gobierno de Sebastián Piñera y a la cartera de Justicia que estará encabezada por Hernán Larraín.

Sobre la polémica generada se refirió quien estaba designado en primera instancia, el defensor regional de O’Higgins, Alberto Ortega, quien se enteró de la nueva decisión del ministro Campos por los medios nacionales.

“En términos personales tengo algo de tristeza, en términos profesionales me parece que tengo que guardar distancia. Sigo siendo funcionario de la Defensoría Penal Pública, organismo dependiente del ministerio de Justicia y lo que corresponde es respetar las decisiones de las autoridades de la cartera”, indicó.

A esto agregó que “es difícil poder predecir lo que pueda ocurrir, nunca se me ocurrió, nunca me pasó por la mente que ocurriera algo tan sin precedentes como que un nombramiento fuera retirado de la manera como se hizo conmigo, de tal manera que uno debe tener la capacidad de asombro para prever. (…) Está pendiente la decisión de la Contraloría y del ministro entrante”.

Noticias Relacionadas