Se debilita estado de salud del ex candidato a alcalde de San Fernando en huelga de hambre

Publicado el 6 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Mario González continuará con la huelga hasta que se promulgue una ley de salud mental que permita que los padres puedan internar a sus hijos en clínicas de rehabilitación aun cuando elllos no estén de acuerdo.

Ya han pasado 15 días desde que Mario González, ex concejal y candidato a alcalde de San Fernando, decidiera iniciar una huelga de hambre para visibilizar su petición de crear una ley de salud mental para posibilitar a las familias iniciar un tratamiento de rehabilitación de drogas, aun cuando su familiar no tenga voluntad de hacerlo.

Lo anterior es debido a que su hijo de 23 años posee una grave adicción a drogas duras que lo ha llevado a protagonizar hechos de violencia incluso en contra de su propia familia.

Tras dos semanas de iniciada la medida, Mario González no se encuentra en condiciones de entablar una conversación con el ímpetu de antes, por lo cual Stefano González, otro de sus hijos, expone la situación de salud de su padre.

Respecto de aquello, Stefano señala que su padre “está estable pero no puede mantener un dialogo, está súper débil”.

Pese a ello, el joven aclara que “la huelga de todos modos va a seguir hasta que se dictamine que mi hermano se va a internar a rehabilitación por consentimiento de la familia y no por él”.

Cabe destacar que el huelguista durante todo este proceso no ha ingerido alimento alguno, sin embargo, sí consume agua y bebidas energéticas.

Por esta razón, personal del consultorio de San Fernando lo visita cada tres días para monitorear su estado de salud, además, según explica su hijo, “también vienen enfermeros voluntarios que le toman la presión”.

De hecho, la huelga podría sumar más miembros de la familia, ya que según precisa Stefano, “en la medida que se vayan dando las cosas, si no tenemos respuesta ni de la salud ni de la justicia, mi mamá se suma a la huelga en cualquier momento”.

Por el momento, la familia ha puesto todas sus esperanzas en un cuerpo legal, que sería prontamente presentado en el Senado.

Respecto de aquello, el joven explica que “se terminó de trabajar en una modificación de un proyecto de ley del Alzheimer” por medio de la cual “queremos agregar la patología de enfermedad por drogadicción”, a fin de que “exista un decreto que permita que las familias puedan internar a un enfermo sin su consentimiento”, puntualiza.

En paralelo, Stefano agrega que este domingo su hermano manifestó la voluntad de desintoxicarse, por lo cual “después de dos semanas de huelga, es su primer día que está internado en una comunidad de forma voluntaria”, explica.

Pese a ello, enfatiza que “la huelga sigue hasta que se decida que mi hermano sí se va a internar después de la desintoxicación”.

Asimismo, el joven explicó que han creado la Agrupación de Familias Angustiadas (AFA), con la cual han tomado contacto con familias de distintas regiones del país que se encuentran en su misma situación, las cuales comienzan a adherirse al movimiento.

“Este es el momento de hacer valer los derechos de las familias por sobre el enfermo, este es el momento de seguir en esta lucha”, enfatiza Stefano González.

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas