O’Higgins retorna a los trabajos con miras al choque contra Everton

Publicado el 6 febrero, 2018 Por Alex Savoy

Los rancagüinos tuvieron un auspicioso estreno frente a su bestia negra de los últimos años, la Universidad de Concepción.

Fotografía: Prensa CD UdeC.

O’Higgins de Rancagua regresará a los entrenamientos esta jornada en el Monasterio Celeste con miras al duelo contra Everton de Viña del Mar que cerrará la segunda fecha del Campeonato Nacional de Primera División, el próximo lunes a las 20:00 horas en el estadio El Teniente.

Los rancagüinos tuvieron un auspicioso estreno frente a su bestia negra de los últimos años, la Universidad de Concepción, y para abordar este segundo reto oficial ya tendrán a disposición a todas sus nuevas caras, entendiendo que Roberto Cereceda cumplió el sábado su fecha de suspensión desde su paso por Palestino.

De todas formas, uno que seguirá ausente de las convocatorias es el goleador histórico Pablo Calandria, quien padece un edema en el cojinete plantar del pie izquierdo, y por lo delicado de la zona afectada será difícil verlo antes del choque como visitante contra Colo Colo, válido por la cuarta fecha del campeonato largo.

Por otra parte, el defensor Juan Carlos Espinoza, el único de los jugadores nuevos de campo que no entró en la citación frente al Campanil, deberá demostrar durante esta semana que está más a punto en el físico y futbolístico para ser alternativa esta vez.

“Contento por la victoria, al equipo lo vi muy bien, creo que es lo que veníamos trabajando. Desde el plano personal, contento porque ahora empiezo a ser parte del equipo, y como dije en mi presentación, sigo tratando de estar física y futbolísticamente para estar a la par de los chicos”, expresó tras la victoria del sábado el último en sumarse, el delantero argentino Nicolás Mazzola.

“La idea de Gabriel no es fácil de llevar, pero los chicos ya la están interpretando muy bien”, destacó el espigado atacante por lo exhibido en el primer duelo oficial del año.

Barroilhet a Primera B

Finalmente el delantero chileno-francés de O’Higgins, Richard Barroilhet, jugará otra temporada más en la Primera B del balompié nacional como la había adelantado una semana antes el gerente técnico, Javier Furwasser.

El ariete que no pasó la evaluación de Gabriel Milito fue cedido a Magallanes, pese a que en un inicio se habló que emigraría a Coquimbo Unido.

Barroilhet llega al cuadro carabalero tras superar una tendinitis proximal en el aductor izquierdo que lo mantuvo apartado del grupo durante las últimas semanas de entrenamiento. Ahora obteniendo el alta médica, Magallanes, el equipo que remeció el mercado del ascenso contratando al mundialista Mark González, será su destino.

El delantero rancagüino jugó 13 partidos en su anterior préstamo defendiendo a Barnechea y anotó seis goles.

Noticias Relacionadas