Obras en avenida La Compañía: Comerciantes bajan sus ventas y piden mayor seguridad en el sector

Publicado el 8 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Locatarios acusan abandono del municipio, por lo cual, exigen medidas para aumentar sus ventas y piden reforzar la vigilancia a causa de los robos a sus locales e incluso de transeúntes.

Hace cuatro meses que se cerraron las calles que rodean la avenida La Compañía, en la comuna de Graneros, para comenzar con las obras de construcción del paso desnivel que permitirá mayor conectividad en la ciudad, especialmente tras la puesta en marcha del Rancagua Express.

Los trabajos, programados para los próximos dos años, han traído consigo efectos colaterales en el comercio del sector, ya que los locatarios aseguran que han visto disminuidas sus ventas, reclamando a su vez, un total desamparo por parte del municipio.

El tránsito de personas ha disminuido en el día considerablemente pese a que existen pasarelas para ingresar a los locales. Pero eso no es todo. Los vecinos denuncian que por las noches el lugar se vuelve inseguro e incluso tanto peatones como locatarios han sufrido robos.

Respecto de las consecuencias que trajo consigo el inicio de estas obras, Mario Salazar, locatario hace 41 años de una tienda de juegos de azar, señala que “este proyecto ha afectado en la baja de las ventas y en la delincuencia que aumentó”.

En ese sentido, explica que “por primera vez en los 41 años que llevo acá entraron a robar a mi negocio”, hecho que adjudica “al descuido de este paso bajo nivel que tiene poca vigilancia ya que la empresa no tiene guardias”, señala.

Asimismo, critica al municipio ya que a su juicio “las autoridades no han puesto nada para reforzar la vigilancia, ni Carabineros ni guardias municipales”, por lo cual asegura que “no tenemos nada, estamos desamparados”.

Igual opinión es la que mantiene Juan Neira, trabajador de la ‘Botillería Aranguiz’, quien sostiene que “tomaron en cuenta el proyecto solamente, pero en ningún caso se preocuparon del daño que iban a provocar en el comercio”, enfatiza.

En esta línea señala que “tampoco tomaron en cuenta lo complicado que le resulta a la gente transitar acá”, porque según explica “se ha hecho peligroso transitar acá”.

Lo anterior, porque según indica “no es solo un rumor que asaltan, ya que un cliente nuestro ya ha sido asaltado dos veces acá”, enfatiza.

Respecto de la postura del municipio, Neira plantea que “están más preocupados que la obra salga y los efectos colaterales de las personas les preocupa en lo más mínimo”.

Situación similar es la que ha experimentado el local de venta de calzados ‘Sami Sol’, cuando en dos oportunidades han vulnerado su cortina de metal para sustraer distintas especies.

Respecto de aquello, Margarita Caro, su vendedora, señala que “tuvimos que reforzar la seguridad para evitar que ingresen delincuentes”, sin embargo señala que “falta luminaria, cámaras de seguridad, guardias comunales de noche, porque no hay nada de eso”, plantea.

En ese sentido, señala que “ha habido reuniones pero quedan en nada”, por lo cual señala que “estamos todos ansiosos de que hagan algo para solucionar esta situación, porque hasta ahora solo ha habido falsas promesas por parte de la municipalidad”, enfatiza la locataria.

Noticias Relacionadas