Municipio de Rancagua se desmarca de huelga de recolectores de basura: Es “conflicto entre terceros”

Publicado el 7 febrero, 2018 Por Patricio Hernández

Desde la alcaldía aseguraron que el servicio “no dejará de realizarse” e hicieron un llamado a la ciudadanía a “colaborar y cooperar”.

Los recolectores de basura agrupados en el sindicato Veolia Chile, cumplen hoy su segundo día de “paro indefinido”, producto de la negativa que acusan ha existido por parte de la empresa para negociar el aumento de sus remuneraciones y el pago de horas extra.

En ese escenario, los trabajadores -que realizan el servicio a lo largo de toda la comuna de Rancagua-, apuntaron a la falta de disposición de la empresa y también a la Municipalidad de Rancagua, en su calidad de “mandante”.

“Queremos que el alcalde se haga parte de esto, porque él es el mandante”, aseguraron desde el gremio, agregando que “de cierto modo, la municipalidad fue la culpable de que nosotros estemos recibiendo estos sueldos, porque son ellos quienes recibieron a la empresa pagando demasiado poco”.

A raíz de los hechos, el municipio rancagüino, a través de un comunicado de prensa, expresó que “como es de conocimiento público, la noche del 5 de febrero, los trabajadores de la empresa Veolia, encargada del servicio de recolección de basura de la ciudad de Rancagua, iniciaron una huelga legal indefinida. Lo anterior, ante la falta de acuerdos en el proceso de negociación colectiva para este año 2018”.

En el texto, el municipio asegura que la empresa se encuentra operando “en un 40% de su capacidad habitual, priorizando la atención en servicios como hospitales, consultorios o viviendas colectivas, como son condominios sociales o departamentos de alta concentración demográfica, asimismo, como ferias libres”.

El documento asegura además que, en caso de mantenerse la huelga legal, “el servicio no dejará de realizarse”, no obstante, llamaron a la ciudadanía a “entender que, inevitablemente, significará una reducción en la frecuencia normal de los recorridos de los camiones recolectores”.

“Como municipio entendemos los problemas que una situación como esta puede llegar a generar a la ciudadanía. Sin embargo, hacemos un llamado a la población a colaborar y cooperar”, agregan en el texto.

Respecto al rol del municipio en la discusión, el documento aclara que “al tratarse de un conflicto entre terceros, escapa de nuestra responsabilidad”. No obstante, reconocen tener “disposición a cooperar en todo lo que esté en nuestro alcance, a modo de acercar las partes en conflicto y lograr un punto de acuerdo que permita solucionar esta situación”.

Noticias Relacionadas