Los cambios en la legislación necesarios para que Mario González deponga su huelga de hambre

Publicado el 9 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El huelguista busca que legalmente las familias tengan la potestad para internar a un familiar que padezca una fuerte adicción a las drogas.

Una compleja situación física y mental es la que mantiene Mario González, el ex concejal y candidato a alcalde de San Fernando que decidiera iniciar hace 18 días una huelga de hambre para lograr internar a su hijo adicto a las drogas a un tratamiento de manera forzosa.

Cabe recordar que según la legislación, debe ser el adicto quien decida someterse a un tratamiento de rehabilitación, y la familia no tendría poder alguno para decidir por él, a menos que se obligue a nivel ministerial una internación administrativa, situación que tampoco ha sido posible.

El objetivo de Mario González es lograr la internación de su hijo, quien en este momento se encuentra en las calles consumiendo pasta base tras terminar con su tratamiento de desintoxicación que habría mantenido de forma voluntaria, pero que abandonó a los pocos días.

Por otro lado, una nueva esperanza surge en este padre sanfernandino luego que el senador Juan Pablo Letelier (PS) presentara una indicación en el proyecto de ley de salud mental a fin de que sean las familias las que puedan decidir la internación de su familiar adicto.

“La indolencia de las autoridades de salud, la injusticia, ha sido el gatillante para que uno tome con más fuerza esta decisión”, señala el huelguista Mario González, quien respecto de esta iniciativa puntualiza que “estoy pidiendo que esa indicación que fue presentada a la Secretaría General de Gobierno hace tres días pueda ser presentada por la presidenta Bachelet al Congreso”.

Lo anterior, a fin de que “en el primer período del primer semestre pueda ser discutido y se pueda llevar la ley adelante”. El político de Colchagua dice que “mientas no haya señales positivas a lo que estoy pidiendo, no bajaré mi huelga de hambre”.

Por otro lado, el ex candidato a alcalde sostiene que “quiero que a mi hijo lo internen para que se realice el proceso de desintoxicación en el Hospital Regional, el cual es el único centro de salud pública de la región que tiene camas para desintoxicar”.

Explica que “luego de esto, mi hijo inicie un tratamiento forzado”, a fin de que “se le dé a mi hijo la opción de sanarse porque se están violando sus derechos humanos”.

Por lo cual, apunta, “viendo eso resuelto yo bajo  mi huelga de hambre”.

Noticias Relacionadas