Los alcances de la Ley de Facturación Electrónica para las micro y pequeñas empresas

Publicado el 5 febrero, 2018 Por Patricio Hernández

A partir del 1 de enero entró la normativa en vigencia para la totalidad de la empresas.

En la región de O´Higgins el Ministerio de Hacienda ha realizado charlas en las comunas dando a conocer esta medida, en la que han participado más de 1000 micros y pequeños empresarios.

La Ley 20.727 establece el uso obligatorio de la facturación electrónica, así como las liquidaciones de factura y las notas de débito o crédito. Esta ley generó un cronograma de implementación que partió con la obligatoriedad para las grandes empresas, que debían emitir facturas en digital desde el año 2014.

Tras casi cuatro años de implementación, a partir del 1 de febrero, se dio inicio al último proceso de entrada en vigencia de la medida. Esto implica que, todas las micros y pequeñas empresas ubicadas en sectores rurales de la región, que hasta antes del día 1 de febrero de 2018 emitían facturas en papel, deberán emitir facturas electrónicas de manera obligatoria.

De esta forma, tanto las micro y pequeñas empresas deben comenzar a utilizar este servicio desde el 1 de febrero de este año.

Para el asesor regional del Ministerio de Hacienda en la región de O´Higgins, José Alfaro, la entrada en vigencia de la facturación electrónica “es un desafío importante para cerca de 600 mil micros y pequeñas empresas del país, las que deberán actualizar la forma en que conducen sus negocios. Esta herramienta genera un ahorro en tiempo y dinero, pero también eleva los estándares de fiscalización tributaria, permitiendo una mayor recaudación fiscal”.

La autoridad de Hacienda informó sobre la labor que han cumplido durante el último año. “En la región hemos tratado de informar a la mayor cantidad de contribuyentes, desplazándonos junto al SII a las comunas, especialmente de sectores rurales, (donde) hay menores niveles de alfabetización digital”.

“Hemos estado con más de 1000 contribuyentes, realizado charlas junto a las municipalidades, cámaras de comercio, turismo, grupos de emprendedores y feriantes. Esperamos que este proceso sea amistoso para los contribuyentes y útil para la estructura tributaria” añadió Alfaro.

 

 

Noticias Relacionadas