Impactante: Familia denuncia que mujer fue enterrada viva y falleció intentando salir del ataúd

Publicado el 19 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

La policía local comenzó una investigación para aclarar el tema.

Una impactante acusación realizó una familia de Riachao das Neves, en el estado brasileño de Bahía, quienes sostienen que una mujer de 37 años fue enterrada viva por error y que falleció intentando salir del ataúd. El certificado de defunción indicaba como causa de la muerte de Rosangela Almeida dos Santos un cuadro de choque séptico en el Hospital do Oeste en Barreiras.

Según consignó La Vanguardia, tras 11 días de haber sido enterrada, la familia de la mujer señaló que vecinos que vivían en los alrededores del cementerio habían escuchado gritos, golpes y gemidos provenientes desde la tumba de la mujer.

“Cuando llegué justo en frente de la tumba, escuché golpes desde adentro. Pensé que los niños que jugaban en el cementerio me estaban gastando una broma. Luego escuché otros dos gemidos y finalmente la voz se calló”, declaró una vecina a medios locales.

Según indicó la madre de la fallecida, Germana de Almeida, cuando la propia familia abrió la tumba, encontraron lesiones en el cuerpo de la mujer atribuibles a un intento de escape. “Ella trató de abrir la tapa, incluso se notaba que había intentado clavar las uñas. Sus manos estaban heridas como si hubiera estado tratando de salir. Sus pies todavía estaban calientes”, declaró la mujer.

La familia, apuntó a una posible negligencia médica.

Sin embargo, el delegado de la Policía de Barreiras, Antistenes Benvindo, quien lleva la investigación, refutó las acusaciones de la familia y en declaraciones al medio local, G1, señaló que la versión de los parientes no es posible.

Según Benvindo, la madre de Rosangela, habría soñado que su hija estaba viva y que después de que los vecinos la alertaran sobre supuestos gritos, los familiares sin el permiso correspondiente decidieron abrir la tumba.

El delegado policial señaló que “ella (la víctima) estaba de la misma manera, intacta. El hermano de ella dijo lo mismo”. Asimismo, Benvindo también sostuvo que las informaciones sobre heridas en las manos y en la frente de la mujer no son verídicas. Para explicar la conservación del cuerpo, señaló que se debía a los antibióticos que le suministraron mientras estuvo hospitalizada.

Tras las denuncias se realizó un peritaje a la tumba donde el cuerpo fue recolocado y se inició una investigación para aclarar el tema.

Por otra parte, los familiares que abrieron la tumba arriesgan cargos por violación de la urna funeraria, un delito que conlleva penas de uno a tres años de cárcel.

Noticias Relacionadas