Familia se querelló contra grupo de carabineros que patearon a su perrito hasta matarlo

Publicado el 5 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

La querella fue admitida por el Juzgado de Garantía de San Bernardo el pasado 18 de enero.

Luis Flores y su familia, presentaron una querella criminal en contra de un grupo de carabineros a quienes acusan de matar a su perrito “Joaquín” a patadas en medio de un operativo policial.

El brutal hecho se produjo en diciembre del año pasado, cuando personal de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de 14º Comisaría de San Bernardo, ingresaron al domicilio de Flores buscando a un narcotraficante.

Según consigna Cooperativa, los uniformados entraron al domicilio golpeando a Luis Flores frente a sus hijos menores de edad. Debido a la golpiza, Joaquín comenzó a ladrarles a los policiales, momento donde los carabineros habrían pateado al perrito hasta la muerte. 
Agregando a la gravedad de la situación, el domicilio de Flores no era la vivienda que debía allanar la policía, ingresando por error a la casa de esta familia.

El texto legal interpuesto en enero pasado, señala que, “un carabinero del GOPE (…) toma al perro ‘Joaquín’, lo saca al patio trasero donde le pega dos patadas. La segunda de esas patadas hace que el perro de un fuerte grito de dolor y finalmente, le provoca la muerte tras estrellarse contra la muralla del patio. El carabinero en cuestión, entonces, comienza a gritar de forma burlesca y descontrolada ‘lo maté, lo maté'”.

El denunciante agrega que cuando muere el perro, la familia le pide a los carabineros que les devuelvan su cuerpo, sin embargo, lo metieron a una bolsa de basura y lo arrojaron a la parte trasera del vehículo policial.

Cuando Luis Flores les reclamó, uno de los uniformados le habría respondido: “Todo esto lo tiene que arreglar Fiscalía… y si seguís webiando (sic), volvemos y te cargamos“. El querellante señala además que fue obligado a firmar un documento que constataba que sólo dejaron algunos daños materiales en su casa.

El abogado Cristián Apiolaza, de la Defensoría de Derechos Animales y que representa a Flores, declaró que, “este es un caso gravísimo debido a que, por una parte, se trata de la comisión de distintos delitos por funcionarios de Carabineros en un contexto de la violencia policial; y también, por otra parte, porque involucra una arista administrativa toda vez que tanto el Ministerio Público como los Tribunales autorizaron el operativo en cuestión”,

La querella fue admitida por el Juzgado de Garantía de San Bernardo el pasado 18 de enero.

Noticias Relacionadas