Editorial: Reforma a Carabineros

Publicado el 13 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

A menos de un mes de que Sebastián Piñera se coloque por segunda vez la banda presidencial, el mandatario electo ya anunció que su programa contempla “una profunda reforma” en Carabineros. Por ello, se comprometió a reformular el Sistema Nacional de Inteligencia que, a su juicio, “no está cumpliendo con su labor”; y a modernizar […]

A menos de un mes de que Sebastián Piñera se coloque por segunda vez la banda presidencial, el mandatario electo ya anunció que su programa contempla “una profunda reforma” en Carabineros.

Por ello, se comprometió a reformular el Sistema Nacional de Inteligencia que, a su juicio, “no está cumpliendo con su labor”; y a modernizar y potenciar la Ley Antiterrorista.

Las palabras del mandatario surgen en medio de los cuestionamientos a la Operación Huracán, que dejó en entredicho la labor de Carabineros, así como una dura confrontación entre el Ministerio Público y la policía uniformada.

Una situación grave y compleja. Porque este caso volvió a golpear la confiabilidad de una institución que hace un rato se está viendo afectada con situaciones que la hicieron caer del sitial de mayor credibilidad entre los chilenos, con acusaciones de irregularidades.

Porque además, su labor es clave en la lucha contra delincuencia y estas situaciones solo debilitan la capacidad del Estado para enfrentar este flagelo. De ahí que las autoridades estén en línea con la necesidad de introducir modificaciones a esta institución.

Las definiciones que se puedan establecer en esta materia –combate a la delincuencia, al narcotráfico, al terrorismo- deben darse bajo un prisma que vaya más allá del gobierno de turno: Es una política de Estado de largo aliento que no vaya mutando o dependiendo de las ideologías del gobierno de turno.

En materia operativa, urge volver a determinar los márgenes de acción de Carabineros. Su labor preventiva hoy se confunde con el trabajo investigativo de la PDI.

En cuanto a la administración, sería prudente especializar la gestión al interior de la institución. En este sentido, una opción sería integrar profesionales de otras áreas a la labor de administración, que no sean carabineros.  Clave será también fortalecer los controles internos para evitar situaciones como el millonario fraude que afecta a la institución.

Cambios que se hacen necesarios que permitan mejorar los procedimientos de una institución que debe volver a estar entre las que concita  mayor credibilidad entre los chilenos, especialmente, por la delicada y compleja labor que lleva a cabo en materia de prevención del delito, seguridad y lucha contra la delincuencia.

Noticias Relacionadas

Columnas 21 febrero, 2018

Carta al Director