Como “abuso de poder” califican prisión preventiva decretada para activista rancagüina detenida en Puerto Montt

Publicado el 28 febrero, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Alejandra Fuentes Martínez fue aprehendida en el marco de una orden de detención en su contra por los incidentes registrados por el caso de Sophia, la menor que falleció por los vejámenes de su padre.

#LibertadparaAlejandra. Con ese mensaje un grupo de parlamentarios y organizaciones civiles buscan que las autoridades respondan por la activista rancagüina que se encuentra en prisión preventiva, por 90 días, tras ser detenida por supuestamente incitar a la violencia en el marco de las manifestaciones por el caso de Sophia, la menor que falleció por lo vejámenes de su padre.

La mujer durante los últimos tres años viaja por diferentes puntos del país pidiendo justicia por los niños abusados, siendo su última participación en las protestas a la salida de tribunales de Puerto Montt, tras la formalización del hombre acusado de abusar de su hija. En ese entonces se registraron desmanes a las afuera de tribunales quedando registro de los participantes, siendo una de ellas la mujer.

Tiempo después se despachó una orden de detención en su contra, la cual fue materializada en Rancagua, siendo trasladada a Puerto Montt, donde fue formalizada por incitar a la violencia, quedando con la medida cautelar de prisión preventiva por 90 días.

Para el core por Cachapoal I, Emiliano Orueta, esta medida es un “abuso de poder” contra la activista, quien lleva más de tres semanas cumpliendo la medida cautelar en el sur del país.

“Ella es una activista que siempre ha defendido a los niños y la acusan de incitar a la manifestación, la acusan de que rompió un vidrio de un auto, pero nosotros tenemos los videos y tenemos todo lo de la manifestación y de quien sí hizo ese daño (…) Se dice que se tiró una bengala y se quemó una casa en Puerto Montt, ella ya no estaba. Entonces la han tratado de acusar y ella lo único que hizo fue manifestarse contra los abusadores”, indicó el consejero regional.

A esto agregó que “la idea de este movimiento que se generó es de que pueda salir en libertad, una mujer que usa medicamentos, está privada de libertad, nunca había pasado por esto y su situación anímica va decayendo y ya lleva cerca de tres semanas detenidas por un tema injusto. Esto creo que es un abuso de poder”.

Noticias Relacionadas