Alcalde de Pichidegua califica de “aberración” trazado de Carretera de la Fruta por ribera del río Cachapoal

Publicado el 21 febrero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El edil asegura que con este nuevo trazado, la comuna podría sufrir inundaciones y se afectaría la agricultura gravemente. Asimismo, confía en que el nuevo gobierno pueda revertir este proyecto.

El próximo 27 de febrero finalizará el plazo para licitar las obras de mejoramiento de la Ruta H-66, también conocida como Carretera de la Fruta, y la modificación de su trazado en el sector Puente Peumo-Las Cabras, que contempla la construcción por la ribera norte del río Cachapoal, continúa generando reacciones adversas.

Un aspecto que genera suspicacia es el aumento de los costos asociados al cambio del trazado, ya que se estima que el proyecto anterior costaba cerca de US$450 millones, mientras que las obras que van por la orilla del río tendría un valor de referencia de US$680 millones, según datos aportados por la Asociación de Ribereños del río Cachapoal.

Una de las comunas que resultaría afectada con la construcción de la Carretera de la Fruta por la ribera del Cachapoal es Pichidegua.  Al respecto, su alcalde, Adolfo Cerón, señala tajantemente que “realizar este nuevo tazado significaría inundar Pichidegua”.

El edil explica “si nos ponen un dique en la ribera norte, es evidente que el agua va a buscar para donde deba descansar, que en este caso sería para Pichidegua”. Por ello, califica como “una aberración hacer una construcción por ese sector”.

Asimismo, asegura que “no es lo mismo construir en el cerro, en terreno sólido y firme, que construir en un terreno que por análisis escritos que tiene el propio MOP, es un sector inundable”.

Lo anterior cobra importancia debido al aumento de costos que traería consigo este cambio al proyecto original, ya que según explica Cerón “podríamos ahorrarnos millones si va por el cerro, como era originalmente el proyecto”.

Es ese punto en el que genera mayores suspicacias en el alcalde de Pichidegua: “El negocio de los áridos, si se llega a construir esa carretera, es de muchísimos millones, lo cual sin duda es un atractivo adicional”, plantea el edil.

Situación similar cree el diputado Juan Luis Castro (PS): “Puede haber una transacción económica muy cuantiosa de quienes se dedican al negocio de los áridos”, señala el parlamentario. Quien agrega que “aquí hubo un fracaso de la actual gestión del Gobierno Regional, al no lograr colocar un criterio enfocado en la descentralización y en el cuidado de lo que es un valle fundamental para nuestra región”.

Por otro lado, Adolfo Cerón visualiza un impacto negativo ligados a los sectores productivos de Pichidegua ya que según plantea “esto va a afectar a la comuna en su infraestructura, y también en la agricultura variada que tiene esta micro área”, asegura.

Por otro lado, el alcalde aclara que “creemos que se necesita hacer una carretera nueva, un lugar más seguro para la comunidad, pero no a cualquier costo”.

Pese a esto, inevitablemente los procesos llevarán su curso, sin embargo, el edil deposita su esperanza en el futuro gobierno: “Tengo confianza en que las autoridades que van a asumir puedan parar esta licitación y poder frenar esto que puede provocar una tragedia para Pichidegua”, enfatiza.

Por lo pronto, el jefe comunal asegura que seguirá visibilizando esta problemática y no descarta radicalizar su movimiento: “Si tenemos que tomarnos la carretera, no tengo ninguna duda que la comunidad nos va a acompañar”, asegura el alcalde.

Noticias Relacionadas