Los factores que se debes tener en cuenta para prevenir el cáncer de piel

Publicado el 1 enero, 2018 Por Alex Savoy

Según la OMS este cáncer ocupa el tercer lugar entre los más comunes en el país.

Con el inicio del verano, la concurrencia a las playas, piscinas, ríos y lagunas del país aumenta, y con ello la exposición al sol. Tema no menor si consideramos que entre las 10:00 y 17:00 horas se da el peak de radiación y la alta posibilidad de adquirir insolación y deshidratación.

Pero no es solo eso, hay algo más preocupante que puede pasarnos si estamos más tiempo del recomendado expuestos a tanto calor: cáncer de piel. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el cáncer aumentó un 20% en Chile entre 2010-2015 y el cáncer de piel -específicamente- ocupa el tercer lugar entre los más comunes.

En sentido hay tres factores a considerar: poseer tez más clara, exposición excesiva al sol y edad.

Según el dermatólogo y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián, Héctor Fuenzalida, hay varios aspectos a los que debemos estar atentos para prevenir o detectar a tiempo el cáncer de piel. “Es importante que si aparece un lunar que no existía antes es necesario sí o sí visitar al dermatólogo. Lo mismo pasa si tengo un lunar que se modifica; que cambia de color, crece o sangra. Y en tercer lugar, cuando hay una herida que no cicatriza por más de un mes, también es necesario visitar al dermatólogo que pudiera ser que tenga relación con algún cáncer a la piel”.

El académico USS añade que como toda enfermedad, si uno la detecta a tiempo, “obviamente tiene más posibilidad de curarla. En el caso del cáncer de piel, tenemos la gran ventaja que está en la superficie de la piel, por lo tanto, es fácilmente detectable no siendo doctor. Si cualquier persona ve que su piel se modificó, puede poner la voz de alerta. Mientras más precozmente consulte, mejor”.

Respecto a los tratamientos el dermatólogo puntualiza que una vez hecha la biopsia y confirmado el diagnóstico “hay tratamientos que se pueden hacer incluso con crioterapia, que es aplicación de frío nitrógeno en los cánceres más superficiales y menos agresivos. También se pueden usar algunas inmunoterapias que son medicamentos que ayudan a modificar la respuesta celular inmune y de esa manera puede rechazar un tumor. Hay otros tratamientos que tienen que ver con la parte quirúrgica misma, con distintas técnicas. Todos (los procedimientos están) enfocados en el fondo a extirpar estos lunares, de manera que hay una variedad de tratamientos que son bastantes efectivos, dependiendo también del tipo de tumor y la profundidad”.

Noticias Relacionadas