Muertes en listas de espera: Servicio de Salud O’Higgins descarta negligencias y que hayan sido pacientes urgentes

Publicado el 12 enero, 2018 Por Jaime Castañeda

El doctor Felipe Rojas, subdirector de Gestión Asistencial, asegura que "no se puede establecer relación de causalidad entre una mala exceptuación o una no entrega de prestación y el fallecimiento de pacientes”.

Hace un mes estalló el escándalo por los 16 pacientes que fallecieron mientras estaban en lista de espera de las Garantías Explícitas en Salud (GES) en el Hospital Regional de Rancagua, según denunciaron medios de comunicación, casos que fueron retirados del sistema durante 2015. La investigación está en manos del Ministerio Público y con querella presentada por parlamentarios UDI, a la que se sumó una denuncia del gobierno.

Luego de 30 días sin referirse en extenso al tema, el Servicio de Salud O’Higgins (SSO) hizo sus descargos y precisó algunos puntos.

El doctor Felipe Rojas, subdirector de Gestión Asistencial del SSO, conversó con El Tipógrafo sobre la controversia. “Suena frío, pero que un paciente que está en una lista de espera muera es una situación que se puede dar”, asegura.

“Sin embargo, que muera por la patología que está esperando, es difícil de precisar. ¿Por qué? porque en la lista de espera no hay pacientes urgentes”, declara el médico cirujano. Junto con ello aclara que “GES no es lo mismo que lista de espera; la lista de espera es no GES, por definición. El GES no debería tener listas de espera porque es una obligación legal”.

El profesional explica que “para poder establecer una relación de causalidad se debe auditar caso a caso. Para nosotros poder despejar esa duda, pasado mitad de 2017 desde la subdirección de Gestión Asistencial solicitamos al director del Servicio que le indique al departamento de Auditoría que a propósito de estos casos se realicen auditorías clínico administrativas”. Ese departamento auditó 172 casos donde están incluidos los 16 pacientes. “La información que nos arroja la auditoría es que con la información disponible no se puede establecer relación de causalidad entre una mala exceptuación o una no entrega de prestación y el fallecimiento de pacientes, específicamente de estos 16 casos”, señala Felipe Rojas.

El profesional sostiene que “si uno ve el detalle de algunos de estos casos había pacientes en que el desenlace fue en tres meses, o sea, son pacientes que tenían cáncer que al momento del diagnóstico estaba avanzado y ya no había mucho que hacer. Según la información que tenemos no se puede determinar que haya un acto negligente de algún hospital”.

El directivo del SSO dice que él mismo puso los antecedentes de esta auditoría (que motivó un sumario interno en curso) en poder del Ministerio Público a través de la Policía de Investigaciones.

Respecto de la investigación judicial, Rojas espera que “sea consistente con lo que nuestros departamentos técnicos han encontrado”. El director (s) del SSO, Gonzalo Urbina, dice que el Servicio de Salud se hizo parte de la denuncia realizada por los parlamentarios de Chile Vamos y que “funcionarios del servicio ya han ido a declarar, yo también he ido a declarar a la fiscalía entregando los antecedentes”.

Felipe Rojas complementa que “quienes pueden establecer causales de por qué alguien fallece, establecido en la ley, son los médicos, el Servicio Médico Legal o la comisión de expertos que determina el Ministerio Público. De otra forma estamos generando en la comunidad una alarma innecesaria”.

Añade que si los resultados de la indagatoria judicial no van en línea con lo auditado por el SSO, “nosotros entraríamos a preocuparnos porque habría un problema de proceso de nuestros técnicos y esa información nos sirve para la toma de decisiones. Para nosotros sería muy delicado que no fuera lo mismo”. En este sentido subraya que “si la situación es que el Ministerio Público detecte algunos elementos que nuestros equipos no hayan detectado se tiene que tomar las medidas que establece la ley, sin duda”.

Noticias Relacionadas