Las “Últimas Instrucciones”: Nicanor Parra escribió como deseaba ser velado cuando muriera

Publicado el 23 enero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

El antipoeta murió este martes a los 103 años.

Este martes falleció uno de los grandes exponentes de la literatura nacional e internacional, a los 103 años, Nicaror Parra, murió en su casa por causas que aún se desconocen. 

Aunque se tituló como profesor de matemáticas en la Universidad de Chile, Parra se destacó en el plano artístico recibiendo el Premio Nacional de Literatura en 1969, el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo en 1997 y el Premio Miguel de Cervantes en 2011, entre otras decenas de galardones.

En el estilo de la “antipoesía” del que fue creador, Nicanor escribió en 1969 su antipoema Últimas Instrucciones, un escrito parte del compendio Obra Gruesa en que, a modo de testamento literario, indica lo que desea que suceda cuando muera.

En el escrito detalla que no quiere ser velado en el salón de honor de la universidad o el casa del escritor y selecciona cuatro objetos que deben incluirse en su ataúd: un par de zapatos de fútbol, una bacinica floreada, sus gafas negras (para manejar) y un ejemplar de la Biblia.

Te dejamos el escrito completo a continuación.

Últimas Instrucciones

Estos no son coqueteos imbéciles
háganme el favor de Velarme Como Es Debido
dáse por entendido Que en la reina
al aire libre —detrás del garage
bajo techo no andan los velorios

Cuidadito CON velarme en el salón De honor De la universidad
o en la Caza del Ezcritor
de esto no cabe la menor duda
malditos sean si me velan ahí
mucho cuidado con velarme ahí
Ahora bien —ahora mal— ahora
vélenme con los siguientes objetos:
un par de zapatos de fútbol
una bacinica floreada
mis gafas negras para manejar
un ejemplar de la Sagrada Biblia

Gloria al padre
————– gloria al hijo
————————– gloria al e. s.
vélenme con el Gato Dominó.
la voluntad del muerto que se cumpla

Terminado el velorio
quedan en LIberTad de acciÓn
ríanse —lloren— hagan lo que quieran
eso sí que cuando choquen con una pizarra
guarden un mínimo de compostura:
en ese hueco negro vivo yo.

Noticias Relacionadas