Hombre murió tras discutir y ser golpeado por su hijo: El motivo sería una herencia de $30 millones

Publicado el 10 enero, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Principal sospechoso fue detenido en la comuna de Pichilemu por el presunto delito de parricidio.

Por el delito de parricidio, personal de la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a un hombre en la comuna de Pichilemu, quien sería el principal sospechoso de la muerte de su padre. Tras dos años de diligencias se logró dar con el paradero de este individuo, investigación que ha establecido que la razón del crimen sería una herencia de $30 millones.  Por ello, el detenido habría golpeado a su progenitor, quien falleció producto de sus lesiones posteriormente en el Hospital Regional de Rancagua.

La madrugada del 10 de enero de 2016, la víctima, José Llanca, se encontraba en su domicilio ubicado en el sector Las Comillas cuando llegó su hijo. Luego de unos minutos ambos habrían comenzado a discutir, intercambio de palabras que terminó cuando el imputado habría golpeado la cabeza de su padre con un elemento contundente, resultando herido de gravedad.

El hombre de 60 años fue derivado hasta el Hospital de Pichilemu donde fue estabilizado, sin embargo, debido a la gravedad de sus lesiones fue llevado hasta el Hospital Regional de Rancagua. Posteriormente falleció en el centro de salud.

La investigación fue instruida a la PDI y luego de dos años de diligencias, se dio con el paradero del supuesto autor del parricidio.

“Dentro de todas las diligencias que se realizaron, está el análisis y la interpretación del sitio del suceso, levantamiento de evidencia biológica, entrevista de 20 testigos relacionadas con el hecho, logrando establecer científicamente el posicionamiento del hijo de la víctima el día de los hechos en virtud a evidencias biológicas encontradas al interior de la vivienda, más la evidencia dactiloscópica que fueron cotejadas en el laboratorio de criminalística de Rancagua”, indicó el oficial cargo, inspector Pablo Pizarro.

En este sentido, el fiscal Rodrigo Troncoso manifestó que “a nosotros nos permite establecer un móvil relacionado con el dinero, básicamente varios familiares nos afirmaron que hubo varias discusiones previas al hecho relacionada a la venta de una propiedad donde él (imputado) quería que se vendiera por un tema de deudas”.

A esto el fiscal agregó que previo al descubrimiento de la PDI, personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la Tercera Comisaría de Pichilemu había descartado el móvil de un robo siendo la pista principal una huella en la ventana de la cocina.

Al respecto el fiscal agregó que “esta persona abrió la puerta de la cocina, se dirigió al dormitorio donde estaba esta persona durmiendo y en ese lugar se produce el brutal ataque (…) estamos hablando de un gran número de lesiones donde el imputado se corta y deja su sangre, lo que permitió vincular los perfiles biológicos y determinar que las muestras era una de la víctima y el hijo, posicionándolo en el lugar de los hechos”.

Noticias Relacionadas