Feriados regionales: Experto critica iniciativa y pide hablar de productividad

Publicado el 29 enero, 2018 Por Patricio Hernández

El académico de la Usach recalcó que el país no se encuentra en un nivel de desarrollo suficiente para discutir más festivos.

El gobierno presentó un proyecto de ley que busca definir los mecanismos para que cada región pueda establecer su propio feriado regional. La propuesta será revisada en el Congreso Nacional, tras ser aprobada por la comisión de Gobierno.

Para el académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Guillermo Pattillo, la iniciativa es inadecuada, ya que el país no se encontraría en un nivel de desarrollo suficiente como para discutir más festivos.

El economista afirma que Chile no es un país rico y, contrario a lo que se discute en el Congreso, debiera enfocarse en buscar fórmulas para producir más. “Si estuviésemos en un país con U$90 mil de ingreso per cápita, como los nórdicos en Europa, probablemente esta discusión no sería ningún problema”, sostiene.

“Chile no tiene que seguir hablando de feriados, sino de productividad, de cómo elevamos la productividad y trabajamos más para hacer que el crecimiento sea cada vez más alto en este país”, recalcó.

El académico agrega que, en comparación a otros países, Chile ya cuenta con una gran cantidad de feriados. “Si pensamos que en 2018 son 16 feriados, el costo diario promedio entre irrenunciables y normales, a nivel nacional, es del orden de los U$570 millones”, asegura. “El país asume un costo que ya no es menor, algo cercano al 2% del PIB”, agrega.

Aunque reconoce que el impacto de cada asueto regional será marginal, ya que son feriados locales que no detienen la actividad de todo el país, señala que esto sí provoca problemas que pueden terminar provocando problemas a más de una zona.

“El problema de los feriados regionales es que, además de los costos directos e inmediatos por la detención de actividades en la región respectiva, generan costos adicionales por problemas de coordinación entre los servicios públicos de la región involucrada y aquellos servicios centrales que estarían funcionando”, explicó.

“Eso significa que se detienen trámites y procesos que estarían andando y generando algún grado de valor, apoyando en algún grado el proceso de producción privado o resolviendo bienes públicos para la población”, añadió.

Por eso, Pattillo concluye que “el tema no es que la iniciativa ponga en juego resultados relevantes para el próximo año, sino que nuestro país, en vez de discutir cuántos feriados tenemos, debiésemos discutir cuánto esfuerzo más hacemos para que el producto crezca, el ingreso per cápita crezca y el bienestar crezca”.

 

Noticias Relacionadas