Editorial: Los ojos puestos en el Sename 

Publicado el 12 enero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Hasta hoy permanecerá en Chile la delegación del Comité de Derechos del Niño de la ONU, que en terreno busca conocer el funcionamiento de los centros dependientes del Sename de varias regiones del país. El trabajo de los representantes de la ONU nace luego de una investigación iniciada en 2017, a raíz de la denuncia […]

Hasta hoy permanecerá en Chile la delegación del Comité de Derechos del Niño de la ONU, que en terreno busca conocer el funcionamiento de los centros dependientes del Sename de varias regiones del país.

El trabajo de los representantes de la ONU nace luego de una investigación iniciada en 2017, a raíz de la denuncia presentada por  la diputada Claudia Nogueira (UDI) ante el Comité de las Naciones Unidas. En dicha acción, la parlamentaria acusó al Estado chileno de violaciones graves y sistemáticas a los derechos humanos de los niños.

Tras la visita, que finaliza este viernes, el Comité deberá elaborar un informe con conclusiones y recomendaciones.

Por ello, es válido preguntarse cuál será el grado de efectividad que tendrá la visita de la ONU en el funcionamiento de los centros dependientes del Sename. Que no solamente genere un impacto mediático por las características que una visita así representa, sino que además aporte en poner en el debate la realidad de estos centros, la vulnerabilidad de quienes allí residen y así permita guiar las políticas públicas y los cambios que se necesitan. Una tarea que el próximo gobierno deberá asumir con urgencia.

La fiscalización constante es fundamental. Y en ella deben participar organismo locales competentes, cuya labor debe realizarse de manera eficiente ya que resultará clave en el proceso de mejora que el sistema requiere. Y en este sentido no se puede menospreciar el apoyo de entidades internacionales como la ONU, ya que todos los esfuerzos serán relevantes a la hora de detectar las fallas, deficiencias e irregularidades. Ahora, no solo debemos quedarnos como país en informes o diagnósticos del estado de la situación, debemos avanzar con urgencia en mejoras de un sistema que requiere de una cirugía mayor en cuanto a políticas públicas relacionadas a la infancia de los más vulnerables y vulnerados en sus derechos.

Noticias Relacionadas

Columnas 16 octubre, 2018

Desafíos post CyberMonday