Conscripta de 20 años denunció que fue violada al interior del regimiento por un teniente: Antecedentes están en la Fiscalía militar

Publicado el 31 enero, 2018 Por Equipo de Corresponsales

La víctima y su familia denunciaron el hecho en Fiscalía.

Carol Inostroza de 20 años, denunció que durante el año 2017 y mientras hacía su servicio militar en la Brigada Motorizada N°1 de Calama, fue violada por un teniente, quien luego la obligó a tomar la pastilla del día después. Todos estos antecedentes fueron puestos por el mismo recinto ante la Fiscalía Militar.

A través de un crudo testimonio en The Clinic, la joven relató con detalles desde ingresó al regimiento, porque siempre quiso ser militar, hasta el día donde el teniente Pablo Castillo Wood habría abusado sexualmente de ella.

Carol, relató que durante un día que estaba de franco fue con una de sus compañeras al Skate Park de Calama, donde hicieron amistad con un par de jóvenes le ofrecieron clonazepam para aliviar el estrés y “empecé a sentirme rara. No tenía mucha noción del tiempo y mi cuerpo no me respondía bien.No sé cómo crucé desde la entrada hasta el regimiento”, recuerda.

Los soldados la llevaron a la enfermería y luego el teniente Pablo Castillo Wood la llamó a su oficina, momento donde según el relato de la víctima abusó de ella. “Yo estaba de pie, y no recuerdo bien pero aparecí al lado de él en su escritorio, y en ese momento me empieza a tocar el cuerpo por encima de la ropa y a besar, no decía nada, luego me da vuelta y yo quedé dándole la espalda a él, y en eso me baja el buzo y mi ropa interior y me penetra vaginalmente. Ese momento lo recuerdo perfectamente, recuerdo una ventana que estaba al frente mío y él estaba con las piernas semiflectadas. No recuerdo si me dolió ni haber opuesto resistencia ya que estaba con el cuerpo extraño, como un muñeco, sin fuerzas. No recuerdo cuánto duró el acto sexual”.

Posteriormente pasó la noche en enfermería y a la mañana siguiente nuevamente fue llamada por el teniente, el que presuntamente la habría obligado a tomar una pastilla. “Me dijo, textual, que se había ‘aprovechado’ del estado en el que estaba”, asegura la joven, quién buscó por internet que la cápsula que le habían dado era la pastilla del día después. “Me dijo que fue un aprovechamiento, pero él me violó”, sostuvo.

La joven soldado decidió hacer la denuncia ocho días después mediante la Oficina de Asistencia al Soldado Conscripto (OASE). El 14 de noviembre se inició la Investigación Sumaria Administrativa (ISA), a cargo del teniente coronel Raúl Duran Wehrhahn, sin embargo, el caso no llegó por esa vía a manos de la justicia civil.

Lo hizo Carol junto a sus padres dos días después en la Fiscalía de Calama. Pese a ello, se mantuvo dentro de la unidad hasta su graduación, donde se cruzó en más de una ocasión con su agresor. “Vamos a llegar hasta el final, caiga quien caiga”, señalaron.

El Ejército de Chile, mediante un comunicado oficial indicó que: “Se encuentra en proceso de revisión en la Asesoría Jurídica de la I División de Ejército. Simultáneamente entregaron los antecedentes ante la Fiscalía Militar, para dar curso a una investigación judicial. Se debe precisar que la unidad militar ha mantenido un contacto permanente con la familia de la soldado conscripto, al tiempo que se le han entregado los permisos y cuidados pertinentes, con apoyo sicológico y social, todo lo que ha sido oportunamente informado al padre de la soldado”.

Noticias Relacionadas