Baja del dólar: Experto enumera beneficios para consumidores y prevé que divisa se mantendrá en “barrera psicológica”

Publicado el 5 enero, 2018 Por Patricio Hernández

Viajes y productos importados, como automóviles y tecnología, tendrían una caída en sus valores.

La caída del dólar ha provocado dolores de cabeza para los exportadores nacionales, sin embargo, se convirtió en una buena noticia para el ciudadano común. La baja de la divisa norteamericana se verá reflejada en diversos aspectos, entre los que destaca la baja del combustible y también el mejor precio a la hora de comprar en esa moneda.

“La baja del dólar se explica por dos fenómenos a nivel mundial: el alza del precio del cobre y por otro lado, por la debilitación internacional del dólar. Esos factores hacen que en la economía nacional el dólar este con tendencia a la baja”, explicó el economista Manuel Olmos.

Sin embargo, el experto recalca que la situación es una buena noticia para los ciudadanos comunes, puesto que esta baja “afecta a todos los productos que nosotros compramos en el extranjero en dólares”.

En esa línea, Olmos recalcó que en la divisa norteamericana “uno no compra solo cosas físicas, sino servicios”. De esta forma, sostiene, “toda la gente que vaya a viajar en las próximas semanas se va a ver beneficiada, porque va a necesitar menos pesos para comprar dólares, que es la moneda de cambio en el extranjero”.

Otro de los beneficios para los consumidores nacionales es la baja que se prevé en los combustibles. “Los combustibles, producto de la disminución del dólar, tienden a disminuir”, detalló Olmos, quien agregó que “todos los consumidores, de una u otra forma, se van a ver beneficiados, porque los productos que vengan importados desde el extranjero deberían bajar sus precios”.

Además, la industria automotriz podría tener una baja en los precios para los consumidores. En ese sentido, el experto llamó a que “la gente no espere de aquí a mañana, porque hoy hay un stock de vehículos comprados a un dólar distinto, pero no me cabe duda que, durante la segunda quincena de enero o el mes de febrero, esta disminución del precio del dólar debiera verse reflejada en los precios de lista de los bienes importados, como los de la industria automotriz”.

Sin embargo, esta buena noticia no es para todos. “Es una muy mala noticia para los exportadores, específicamente para el aparato productivo que exporta en esta época productos del agro. Al venderlos en el extranjero, reciben un menor retorno. Todo el sector, específicamente exportador, se ve afectado con esta baja de la divisa”, advirtió Olmos.

En cuanto a la proyección para la moneda estadounidense, el economista explicó que “hay una barrera psicológica, que son los $600; se proyecta que esto, en algún momento, pueda bajar esa barrera, pero se prevé más bien una estabilidad que una disminución en ese rango. Ahora, bajando los $600, el Banco Central podría tomar medidas”.

 

Noticias Relacionadas