Útiles consejos para evitar los kilos de más que dejan las fiestas de fin de año

Publicado el 23 diciembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Especialista explica cómo evitar que el menú de las fiestas no se transforme en una bomba calórica.

El fin de año nos trae innumerables alegrías, compromisos, cenas y fiestas. Sin embargo, estas reuniones sociales para nada nos ayudan a cuidar la línea, por el contrario, nos añaden unos cuantos kilos de más.

A fin de evitar esta situación, María José Mardones, nutricionista de la U. San Sebastián entrega algunos consejos para que el menú de las fiestas no sea una bomba calórica.

La especialista señala que en primer lugar, se debe cuidar de escoger un aperitivo que tenga un menor aporte calórico. En esta categoría, sería recomendante elegir un espumante, ya que una copa de este conserva 90 kcal, mientras que en segundo lugar se encuentra el vino tinto con 110 kcal por copa.

En esta línea, la nutricionista recalca que se debe “evitar todos aquellos tragos preparados como borgoña, Cleri, ponches o mojito”, sin embargo, agrega que “puede disminuirse el aporte calórico preparándolos con endulzante”.

Por otro lado,  en el caso del cola de mono, Mardones recomienda que “la opción más saludable es prepararlo en casa con leche descremada y endulzante, de esta manera se baja considerablemente el aporte de calorías”.

En cuanto  a la cena, la nutricionista señala que “el plato de fondo puede ser sobre la base de una proteína magra”, tales como: Pavo, Pollo, Pescado, Vacuno; posta, punta picana, pollo ganzo, lomo liso y filete.

Esto a su vez, “debe ser acompañado de una porción grande de verduras de consumo libre”, tales como lechuga, acelga, apio, espinaca, achicoria, pepino, rabanito, repollo, tomate, porotos verdes, espárragos.

De esta forma se debe evitar en la cena “el choclo, las arvejas y habas las que tienen aportes calóricos mayores”, agrega.

La clave para lograr reducir aún más el número de calorías es que “la porción de carbohidratos debe quedar reducida a una pequeña cantidad, si lo medimos en una taza solo debiese ser ¾ de esta, eso incluye arroz y fideos”, puntualiza.

Por último, la velada siempre se corona con un postre, sin embargo, se debe cuidar que este también sea bajo en calorías. En esa categoría entran las ensalada de fruta y yogurt, brochetas de frutas, diversos mousse (limón, frutos rojos, durazno) y flan (idealmente preparados en casa con leche descremada y endulzante).

Noticias Relacionadas