Para saber y contar: Nuestra universidad estatal

Publicado el 7 diciembre, 2017 Por Columna de Opinión

En momentos en que nos acercamos al cierre del presente año, estimo muy necesario hacer un recuento de la excelente trayectoria que sigue nuestra Universidad de O´Higgins, y sus grandes proyecciones futuras. La experiencia nos dice que crear algo nuevo es una tarea extremadamente difícil, es abrir camino al andar, y eso requiere alguien que […]

En momentos en que nos acercamos al cierre del presente año, estimo muy necesario hacer un recuento de la excelente trayectoria que sigue nuestra Universidad de O´Higgins, y sus grandes proyecciones futuras.

La experiencia nos dice que crear algo nuevo es una tarea extremadamente difícil, es abrir camino al andar, y eso requiere alguien que dé pasos muy firmes, sin vacilaciones, con energía y coraje, siguiendo el rumbo trazado. La experiencia, el espíritu universitario, el talento, son las brújulas que guían el andar.

Todo lo anterior lo hemos visto y encontrado, para fortuna de nuestra Región, en la persona del rector, don Rafael Correa Fontecilla y su excelente equipo de académicos, que construyen, día a día, esta obra memorable.

Mi primer parabién es destacar que, luego de una intentona de los políticos profesionales de apropiarse de esta iniciativa, como botín electoral, la firmeza del rector los alejó y la universidad camina hoy por la senda correcta, la técnica y profesional, más allá de los avatares políticos contingentes. Felicité personalmente al rector por este logro, que no es menor.

Pero, el repaso de lo hecho en este año, muestra una cosecha abundante y prometedora, pues las 13 carreras con que se partió, van avanzando exitosamente, y en 2018 se agregan otras siete, y hablar de veinte carreras en una naciente Universidad, habla con claridad meridiana de la capacidad de gestión, de la visión de futuro, de la certeza en los planes elaborados.

La infraestructura avanza, a su vez, con paso firme, los alumnos gozan de las comodidades adecuadas y suficientes, y cabe destacar que tenemos representantes de varias regiones, desde Calama en el norte hacia el sur.

La universidad tiene sus estatutos, otorgados por ley, se constituyó el Consejo Superior, se han designado los cargos más relevantes, se ha ido creando el tejido académico con profesores de trayectoria y experiencia, reclutados con objetividad y seriedad.

Haber creado un instituto de Cine y Artes de la Comunicación, dirigido por nuestro destacado cineasta regional, Miguel Littin; es una muestra palpable de las claras intenciones de proveernos de amplias ventanas en todos los frentes y con una participación abierta a todas las ideas y credos.

Observamos con especial agrado la participación de la universidad en el área de la pedagogía y la educación, en el ámbito regional, para dar y recibir, para sembrar y cosechar. La activa participación con el tejido social regional es un plus que llena de agrado.

¡Larga vida a nuestra Universidad de O´Higgins!

Mario Barrientos Ossa.

Abogado, magíster en Derecho Universidad  de Chile.

Noticias Relacionadas

Columnas 13 diciembre, 2017

Para saber y contar: Tierra derecha